El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo y en colaboración con el Distrito Casco Antiguo, ha realizado mejoras en la accesibilidad de la Plaza del Duque.

Amidea Navarro, delegada del Casco Antiguo, ha explicado que «con estas obras, que han consistido en el rebaje del acerado en su confluencia con un paso de peatones ya existente, se posibilita una mayor accesibilidad a las personas con movilidad reducida y se cumple con la normativa relativa a la supresión de barreras arquitectónicas».

«Una vez más se pone de manifiesto el compromiso del Gobierno municipal de hacer de Sevilla una ciudad más accesible para todos», concluye.