El Distrito Casco Antiguo, a través del Servicio de Conservación de la Gerencia de Urbanismo, ha llevado a cabo la ampliación de los acerados de las calles Santa Lucía y Plaza de las Mercedarias y los rebajes en diversos cruces de calzada en las calles Arjona, Faustino Álvarez y Marteles.

La Delegada del Distrito, Amidea Navarro, ha explicado que «se trata de obras muy necesarias, gracias a las cuales se cumple con la normativa relativa a la accesibilidad y supresión de barreras arquitectónicas en favor de las personas con movilidad reducida, por ello en los rebajes se ha instalado un pavimento específico que facilita su detección por personas con deficiencia visual»

Actualmente se están realizando los rebajes en la Plaza del Duque y posteriormente se intervendrá en la calle Trajano.

Son obras con cargo al presupuesto del Distrito Casco Antiguo y la Delegada Navarro ha afirmado que «se continuará trabajando en la misma línea, para que cada vez haya menos barreras en la vía pública para aquellas personas que sufran algún tipo de discapacidad».