El delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez, ha desmentido que el Gobierno local haya renunciado al proyecto de construcción de viviendas sociales en el Palacio del Pumarejo con su reincorporación al patrimonio del Ayuntamiento. «Ni renunciamos a ese proyecto ni jamás lo vamos a hacer. Al contrario, lo que hacemos con esta decisión es situar las viviendas sociales bajo una mejor gestión porque ahora mismo queda fuera de las competencias de la Gerencia de Urbanismo», ha indicado.

Vílchez ha señalado que «la finalidad social con la que se hizo la adscripción en el año 2009 ya no puede ser atendida por la Gerencia, dado que el pasado mes de febrero se acordó ceder el uso de las viviendas del Parque Social a la Empresa Municipal de la Vivienda de Sevilla, para que ella se encargara de su gestión y administración».

De este modo, el delegado de Urbanismo ha aclarado que esto no significa renuncia alguna por parte del Ayuntamiento a llevar a cabo el proyecto, sino que «simplemente tenemos que cumplir con este trapaso de competencias porque así lo hemos determinado y es mucho más operativo y positivo para que las necesidades de viviendas sociales sean atendidas de la manera más eficaz posible».