El Ayuntamiento, a través del distrito Casco Antiguo, ha instalado bolardos de granito en ambas aceras de la Plaza del Museo y ha reparado el acerado de esta céntrica plaza de la ciudad. También se han colocado marmolillos en San Juan de la Palma, Orfila -esquina Lasso de la Vega- y se van a poner también frente a Omnium Sanctorum en la calle Feria.

Estas actuaciones se suman a las ya realizadas por el distrito en la calle Dalia, donde también se instalaron bolardos a petición de los vecinos. Asimismo ha realizado obras de mejora en la Plaza de San Lorenzo.

Según la delegada del Distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro, «desde el año 2001, los vecinos de la calle Dalia vienen reclamando que se coloquen bolardos en la acera con el objetivo de evitar así que los coches puedan aparcar en esta calle, en la que ya existe señalización que indica que está prohibido, y les imposibilite acceder a sus viviendas, situación que han venido padeciendo durante estos últimos 11 años».

Por ello, «hemos colocado varios bolardos de plástico en la propia calzada ya que el acerado es inferior a los 1,5 metros de ancho y por tanto no podemos hacerlo en la misma acera, como ocurre en otros puntos de la ciudad», ha explicado la delegada del Distrito Casco Antiguo, quien ha recordado que «ésta es una petición que vienen solicitando los vecinos de esta céntrica calle desde hace muchos años y por tanto, desde el Distrito los hemos instalado lo antes posible para atender sus demandas y resolver esta situación, ya que además, en este punto se encuentra el Colegio Público Julio César».

En cuanto a las obras de mejora realizadas en la Plaza de San Lorenzo, se ha efectuado una reforma parcial tanto del acerado como del pavimento de la propia plaza. Además, en esta plaza se instalarán dos bolardos de granito con su correspondiente cadena en uno de los accesos a la plaza, similares a los existentes en los otros dos accesos. Asimismo, se han realizado mejoras en el acerado de las calles Conde de Barajas y Eslava, que se encontraba «muy deteriorado».

Otros trabajos de mejora

Asimismo, el Distrito Casco Antiguo ha realizado reparaciones menores en más de 30 calles del Casco Antiguo, de los que cabe resaltar la reposición de los bolardos metálicos de la calle San Juan de la Palma, tras el arreglo de toda la plaza, al igual que en la calle Monsalve, donde además de la colocación de bolardos en el acerado correspondiente a los números, se ha rebajado la solería para facilitar el paso de los peatones y se ha rehabilitado también el pavimento y el acerado. También se han instalado dos unidades de marmolillos de granito en la Plaza Daoiz. Junto a todas estas actuaciones, en la calle Almirante Ulloa se van a reponer los bolardos en ambas aceras y se llevarán a cabo reparaciones puntuales en el acerado, reponiendo tanto la solería deteriorada como el firme que se encuentre en malas condiciones.

Otra de las actuaciones realizadas por el Distrito ha sido en la calle San Eloy, donde se ha eliminado la solería deteriorada y se ha repuesto el firme que se encontraba en malas condiciones. Por otro lado, en la calle Martínez Montañés se han repuesto varios marmolillos metálicos que faltaban y ocasionaban huecos en la acera peligrosos para el viandante. Además, se han pintado de nuevo numerosos pasos de cebra, incrementado la señalización y la visibilidad de estos pasos de peatones, entre los que cabe reseñar los existentes a lo largo de la calle Feria, «una demanda vecinal a la que se ha dado respuesta».

«Son pequeñas obras de mejora muy necesarias y que en su mayoría las venían solicitando los vecinos del barrio desde hace años», ha matizado Navarro, quien ha resaltado que «en muchos casos son reparaciones urgentes y prioritarias para este equipo de gobierno que han sido olvidadas durante años y que ahora los sevillanos pueden disfrutar con dichas actuaciones lo que pretendemos es que el casco antiguo de nuestra ciudad vaya mejorando cada día».