«Que sirva este monumento para que las buenas personas vivan para siempre y nunca mueran». Pepe Peregil, el tabernero, el compositor, el cantaor, el cofrade, el rociero, el humorista… ya tiene su monumento en Sevilla. Mucho público y una nutrida representación de impares entes sevillanos y artistas han presenciado la inauguración de la estatua, situada en la esquina de la calle Jáuregui con la plaza Padre Jerónimo de Córdoba, a escasos metros de su taberna Quitapesares, «un templo del arte y de la gracia».

«Hoy Sevilla salda su deuda con Pepe Peregil», ha afirmado el alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido, en el acto de homenaje celebrado en memoria de este poliédrico personaje. Su viuda, María Teresa; sus hijos, Álvaro Juan José y Ana; y sus nietos han estado arropados por amigos, vecinos y seguidores del artista. También ha estado presente la delegada del Distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro, a quién la asociación ha agradecido la facilidad en las gestiones que llegan respaldadas por 5.000 firmas.

Juan Ignacio Zoido en la inauguración del monumento a Pepe PeregilLa inauguración del monumento, de bronce y granito, obra del escultor Juan Antonio Navarro Arteaga, es el colofón a los trámites iniciados por la Asociación de Amigos de Pepe Peregil. La imagen de Peregil mide 2,20 metros de altura y su pedestal 1,20. El trabajo de Arteaga recoge el gesto grandilocuente de Peregil en el momento de entonar una saeta, apoyando su mano derecha levemente en un elemento como si fuera la barra de su taberna Quitapesares. En la solapa, la imagen luce la «Saeta de oro».

Minutos antes de las 12.00, hora elegida para descubrir la efigie, se daban cita en la zona personajes conocidos como el ex futbolista Rafael Gordillo, José Manuel Rodríguez «El Mani», el ex bailaor Ernesto Neyra, parte del grupo Cantores de Híspalis, el periodista Jesús Vigorra, el hermano mayor de la hermandad de Los Gitanos, Pepe Moreno; o Juan Joya «el Risitas», que se lanzó a la fama gracias a su amistad con Jesús Quintero, fraguada en el Quitapesares.

«Ha llegado el día, nuestro día», ha confesado Álvaro Peregil, hijo de Pepe. Visiblemente emocionado y haciendo un notable ejercicio de contención del lagrimar, el primogénito se ha dirigido a los asistentes al acto para glosar las virtudes de su padre. «Mi padre nunca quiso nada para él solo, todo lo quería compartir con la gente; lo mismo cantando encima de un burro o cantándole una saeta al Rey de España», ha desvelado.

Álvaro Peregil«Este es el monumento del sevillano apasionado por su Semana Santa, de los taberneros, del embajador de Sevilla en Sevilla, del saetero que canta con devoción y con fe, del que difunde las sevillanas, del que pide la restauración de Santa Catalina, del de los cantaores flamencos y el de las buenas personas», ha desgranado Álvaro Peregil. «Que sirva este monumento para que las buenas personas vivan para siempre y nunca mueran», ha añadido.

Sevillano, cofrade, currista y bético. «Sevilla está orgullosa de tener un hijo como Pepe Peregil», ha destacado Zoido. «Pepe fue una persona irrepetible», ha añadido. El artista fue reconocido con la Medalla de la Ciudad de Sevilla en 2009 y el título de Hijo Predilecto de Manzanilla (su localidad natal), entregado a título póstumo el 28 de febrero de 2012. «Los sevillanos de hoy y de mañana recordaremos que aquí vivió un ser entrañable, abierto y alegre; siempre, Pepe, Sevilla estará en deuda contigo», ha concluido el alcalde.

Un monumento, sin nombre

Pérez de los Santos en la inauguración de Pepe PeregilEl gesto de Peregil basta para reconocerlo en su monumento, que por ahora no tiene nombre. «Como todos los santos tienen octavas, el nombre se pondrá lo más pronto posible», ha explicado el presidente de la Asociación Amigos de Pepe Peregil», Miguel Ángel Pérez de los Santos. «Me veo a Pepe en el cielo batiendo sus grandes manos y diciendo: ‘Ole, qué arte; pues no que me hacen un monumento y se les olvida poner mi nombre’», ha bromeado.

El homenaje de la asociación a Pepe Peregil se cierra hoy con un concierto en la plaza Padre Jerónimo de Córdoba y en el que actuarán los Amigos de Gines, El Mani o Cantores de Híspalis. El broche a esta jornada lo podrá la banda de música de Los Gitanos que harán sonar su música cofrade a partir de las 21.30 horas.