El portavoz del Gobierno municipal hispalense, Curro Pérez, ha respondido al portavoz de IU, José Manuel García, que «ahora todas las obras que se hacen en la ciudad tienen proyecto, presupuesto y plazo, y se aprovecha el verano para hacer zafarranchos de obras para causar las menores molestias posibles a los sevillanos»; y ha añadido que «la improvisación se acabó con el Gobierno del PSOE-IU».

Así, Pérez ha destacado que «los sevillanos saben ahora cuándo va a acabar una obra, a diferencia de hace unos años, que se eternizaban en el tiempo»; y ha indicado que «García lleva sólo un año de concejal, y no ha visto todas las obras que se han realizado otros veranos para evitar molestias».

De esta manera, Curro Pérez ha explicado que «el compromiso y la cercanía con los vecinos lo demuestra la realización de obras y proyectos que, en algunos casos, llevaban muchos años esperando»; y ha remarcado que «estamos cumpliendo con muchísimos sevillanos y sus demandas de micro política».

Por otro lado, el portavoz del Gobierno ha afirmado que «resulta vergonzoso oír hablar a IU del tema de los aparcamientos subterráneos, ya que el Gobierno de Zoido tuvo que arreglar el enorme desastre que provocó  el anterior Gobierno con su pésima e irregular gestión en los aparcamientos, teniendo que devolver el dinero que habían adelantado muchos vecinos».

Además, Pérez ha resaltado que la falta de acción en los barrios y la crítica a la descentralización de distritos debe ser una «alucinación veraniega» del señor García, pues el nuevo modelo ha obtenido «el respaldo generalizado de los vecinos, como se ha podido comprobar en los últimos años en los debates de los estados de los distritos»; y ha añadido que «ahí es donde hablan los vecinos y las asociaciones, que entienden perfectamente el estado ruinoso en que dejaron las arcas municipales el PSOE e IU y que poco a poco se va invirtiendo en mejoras para los barrios. Ahora Sevilla tiene once alcaldes de distrito que están todos los días pateándose sus barrios».

Por último, Curro Pérez ha destacado que «los sevillanos tienen ahora un Gobierno que ha conseguido sanear las cuentas y traído a Sevilla la normalidad tras el derroche y los escándalos de PSOE e IU»; y ha indicado que se trata de «un Gobierno que está pagando a los proveedores, que ha bajado los impuestos, que atiende a los emprendedores, que con su trabajo ha conseguido que se batan todos los record de turistas en estos tres años, que ha apostado por la Cultura con grandes producciones y que atiende a los más necesitados dentro de sus posibilidades y a pesar de los recortes de la Junta».