Los vecinos del Casco Antiguo han pedido a la gerencia de Tussam que modifique el actual trayecto de la línea C5, que realiza su recorrido por la zona centro de Sevilla. Dicha petición obedece a las dificultades ocasionadas por el cierre de Centro de Atención Primaria de la calle Tarifa, en el entorno de La Campana.

La Consejería de Salud confirmó este pasado lunes el cierre a partir del próximo 18 de marzo del ambulatorio de la Campana. Los actuales usuarios de este centro de salud se repartirán entre los consultorios de Marqués de Paradas, Virgen de los Reyes y San Luis.

Los vecinos afectados, en un ruego formulado por la Asociación de Amigos del Barrio de Santa Cruz en la Junta Municipal del Distrito Casco Antiguo, se quejan por las dificultades que supone dicho cierre a los usuarios con movilidad reducida, como son ancianos que deben recurrir a un taxi ante la imposibilidad de desplazarse andando y realizar el trayecto en autobús.

Por su parte, Tussam informa a través de una misiva leída en la Junta por la presidenta y delegada del Distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro, que «el viario de la zona centro de la ciudad y su ordenación condiciona el recorrido de cualquiier línea de transporte público por este sector, aunque el servicio se preste con vehículos de reducido tamaño». «Existen sentidos únicos de la marcha y prohibiciones a la circulación de vehículos que imposibilitan aumentar el servicio», afirman desde la gerencia de Tussam.

«Actualmente, la línea C5 efectúa un recorrido circular por el interior del Casco Histórico, adaptado a las posibilidades del viario y con el objetivo de proporcionar la mayor cobertura posible a la dudad», continúa el informe. «Esta línea efectúa parada en la calle Francisco Bruna y en la propia plaza de San Francisco, en las proximidades del barrio de Santa Cruz y en la calle Reyes Católicos a aproximadamente 300 metros del ambulatorio de Marqués de Parada y en la calle San Luis en la misma puerta del ambulatorio», explica.

La gerencia de Tussam explica que desde el pasado mes de septiembre la Línea C5 «ha duplicado su oferta pasando a disponer de dos vehículos». «El recorrido de la línea ofrece la mejor conexión posible entre los distintos sectores del centro y ambos ambulatorios», defiende Tussam. Por otro lado, «Tussam adaptará la oferta a los horarios de la misma en atención a la evolución de su demanda, estando especialmente atentos a la inminencia de los cambios en las adscripciones a los referidos ambulatorios», concluye el escrito.

Distribución de los usuarios

De los usuarios afectados por el cierre 6.875 adultos pasarán a ser atendidos en las nuevas dependencias del centro de salud Marqués de Paradas; otros 3.176 niños y 3.158 adultos en el centro Virgen de los Reyes (en la misma avenida Marqués de Paradas) y 5.300 adultos en el centro de la calle San Luis.

Del mismo modo, los responsables de Salud han asegurado que estos traslados no obligarán a los usuarios a cambiar de médico ya que todos los profesionales adscritos al centro cerrado pasarán a tener sus consultas en los otros tres ambulatorios citados.