El Ayuntamiento de Sevilla, a través de la Gerencia de Urbanismo y del Distrito Casco Antiguo, ha reasfaltado recientemente las calles Dos de Mayo y Pérez Galdós.

Dichas actuaciones, junto con las desarrolladas en las calles Candilejo, Muñoz y Pabón, Escuelas Pías y Feria, se encuentran incluidas en el proyecto de mejora de la pavimentación de calzadas con aglomerado asfáltico en el Casco Antiguo de la ciudad.

En todos los casos, se trata de viarios que presentaban un mal estado de conservación, como consecuencia del tráfico rodado que soportan y de las lluvias, que habían provocado numerosos socavones y fisuras.

En este sentido, la delegada del Distrito Casco Antiguo, Amidea Navarro, ha destacado que «con el arreglo del firme se busca garantizar una mayor seguridad para todos los vecinos, tanto para vehículos como para peatones y es lo que hacemos desde este gobierno», quien ha añadido que «seguiremos trabajando en esta línea para disfrutar del centro de Sevilla».