Sevilla y las bicicletas mantienen un idilio que ha trascendido numerosas veces las fronteras. La última, hace escasos días, cuando una importante publicación digital del sector de las dos ruedas, We Love Cycling, declaró a la metrópolis andaluza como una ciudad «friendly bike». Un equipo del magazine estuvo en la capital grabando un vídeo ampliamente compartido por los sevillanos en las redes sociales.

«Contra todas las probabilidades Sevilla logró convertir la ciudad en un paraíso para los amantes del ciclismo. Decidimos revelar que es secreto en nuestro próximo largometraje de la serie ‘Bike Ciudades Amigas’. Vamos a visitar la capital de Andalucía», explican en su web los responsables de We Love Cycling. Dicho y hecho, los seguidores de esta página web pueden ver en cualquier lugar del mundo las bondades de moverse en bicicleta por toda la ciudad.

Gracias a este vídeo, Sevilla se suma a ciudades como Copenhagen o Taiwan. De la metrópolis andaluza destacan los más de «70 kilometros de carriles bici construidos en el primer año de su implantación y los más de 70 mil personas que ahora utilizan todos los días las bicicletas». Y lo «más importante aún, Sevilla es una prueba de que es posible tener una ciudad con una convivencia funcional y segura de los ciclistas y automovilistas», aseguran en We Love Cycling.

Bici

El reportaje, un vídeo de unos cinco minutos, se basa en varios testimonios que vivieron en primera persona la «transformación de la ciudad con éxito», así como de usuarios de la red de bicicletas.  We Love Cycling entrevista a José García Cebrián, el ex jefe de la planificación urbana, así como el director del sistema de alquiler de bicicletas de Sevilla, Rafael Jiménez.

Más allá de los testimonios ofrecidos en el vídeo, el reportaje destaca por su calidad técnica y artística. Bien ejecutado, este original corto documental muestra la red de carriles bicis, los monumentos de la ciudad y sus gentes, también los turistas que la visitan. Guitarras flamencas e imágenes aéreas. En resumen, una oportunidad para vender la ciudad en el extranjero para los amantes de los pedales.