El portavoz municipal de Izquierda Unida en Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, se ha felicitado este miércoles de que el Gobierno de Juan Ignacio Zoido se haya comprometido, finalmente, a realojar «lo antes posible» a Reyes Marvizón en uno de los pisos que el Ayuntamiento hispalense dispone para casos de emergencia social, atendiendo así a la reclamación que su fuerza política le viene planteando desde hace semanas.

Como se recordará, IU exigía al Consistorio hispalense una solución para esta mujer de 53 años, en riesgo de exclusión social y con una minusvalía del 44%, que actualmente se encuentra pendiente de ser desalojada de su vivienda de Escuelas Pías 11-13, como consecuencia de una sentencia judicial que declara en ruina el edificio donde reside desde que nació y al que lo unía un contrato de renta antigua que ahora la propiedad ha decidido resolver unilateralmente.

La dramática situación en que se halla Reyes Marvizón, cuyos ingresos no superan los 400 euros mensuales, llevó a Izquierda Unida a interesarse por su problemática y a solicitar la implicación del Gobierno municipal para evitar un desahucio que se antoja casi inminente. Petición que se hizo pública a través de los medios de comunicación, pero también mediante una pregunta registrada en el Pleno del Ayuntamiento a la que el Ejecutivo local acaba de responder «en términos moderadamente satisfactorios», en palabras de Torrijos.

Según ha explicado el portavoz de IU, en la contestación emitida por la Delegación de Urbanismo se especifica que es al Área de Familia, Asuntos Sociales y Zonas de Especial Actuación a la que corresponde atender este caso de emergencia social. De ahí que Torrijos se haya puesto en contacto este mismo miércoles con la titular de dicho departamento municipal, María Dolores de Pablo-Blanco, «quien nos ha garantizado la intención del Ayuntamiento de facilitarle una alternativa cuanto antes a Reyes Marvizón».

En concreto y según ha desvelado el concejal de IU, en la referida conversación la delegada del ramo ha confirmado la voluntad del Gobierno local de reubicar a la inquilina de Escuelas Pías en un piso de emergencia social en tanto que la afectada reúne los requisitos para acogerse a este recurso municipal. Igualmente, De Pablos ha asegurado a Torrijos que, en el supuesto de que antes del realojo se produjera la temida expulsión, «el Ayuntamiento intervendría de urgencia para que Marvizón no se quede desamparada».

Así las cosas, el portavoz de IU se ha congratulado de que la preocupación y la insistencia de su grupo político hayan servido para clarificar el futuro de esta vecina, «que lleva muchos años sufriendo el abandono y la falta de mantenimiento en el inmueble que habita por parte del propietario y que, a partir de ahora, va a poder dormir un poco más tranquila». Por todo ello, «esperamos que el Ayuntamiento responda de manera ágil y solvente al compromiso adquirido con esta inquilina», ha concluido Torrijos.