Dos mociones y una pregunta en torno a un mismo tema: la subvención concedida por el Distrito Casco Antiguo a la Federación CAIS para la organización de un evento el próximo 12 de octubre con el que celebrar el día de la hispanidad. Tanto el Grupo PSOE como la Asociación de vecinos Estación de Córdoba han solicitado la retirada de dicha ayuda al considerar el acto como una «manifestación política».

La Junta Municipal del Distrito Casco Antiguo del mes de octubre ha resultado casi monotemática. A excepción de tres preguntas sobre arreglos de baches, permisos de veladores y autorizaciones de conciertos, la mayoría de los puntos del orden del día han estado referidos a la subvención otorgada a la Federación CAIS para celebrar el 12 de Octubre.

Dolores Dávila y Luciniano RodríguezEn concreto, se trata de una ayuda para la organización de un evento en el que el Distrito colabora prestando un escenario, un equipo de sonido, un generados, sillas y mesas. Todo por un valor de 703,33 euros. El motivo de la controversia es el cartel anunciador de dicho evento, en el que se puede ver a un menor con una camiseta en la que se puede leer «Gibraltar» sobre una bandera rojigualda.

Según han defendido tanto los miembros del Grupo PSOE, representados en la tarde de hoy por Julia Rabadán, como la Asociación de Vecinos Estación de Córdoba, por la que ha hablado su presidenta, Dolores Dávila, la iniciativa subvencionada se trata de una «actividad de todo punto de vista político como es reclamar el Peñón de Gibraltar y que no tiene cabida en un foro vecinal», ha defendido Rabadán.

En esta misma línea también se ha expresado la representante de vecinal Dolores Dávila, quien entiende que esta iniciativa «camufla un acto político» y que, por lo tanto, «no debe ser subvencionado por el Distrito». Especialmente crítico se ha mostrado el representante de Izquierda Unida, Luciniano Rodríguez que ha defendido que se está concediendo una subvención a «un acto revestido de cultural pero que esconde manifestaciones de la ultraderecha». El comunista ha catalogado de «penosa gestión» la labor de la delegada Amidea Navarro.

Por su parte, la máxima responsable del Distrito Casco Antiguo ha defendido que «se trata de una subvención otorgada por tratarse de una fiesta popular y que ha sido solicitada por una federación legalmente constituida». «Confío en el trabajo de los técnicos del Distrito, quienes han concedido la subvención porque todo está conforme a la legalidad», ha defendido Navarro.

Sin competencias

«De hecho, como delegada del Distrito Casco Antiguo no podría oponerme a conceder esta subvención porque estaría prevaricando», ha explicado Navarro. «Todos los expedientes están claros y no hay nada que tengamos que ocultar», ha confirmado la delegada. Durante la defensa de su tesis, Navarro ha mostrado a los vocales de la Junta Municipal del Distrito el documento en el que el presidente de la Federación Cais, José Baena, (presente en la sala) agradecía al Distrito la aprobación de la subvención.

La votación de la moción, que no tendría valor vinculante al no tener este órgano competencias sobre la concesión o revocación de subvenciones, se ha saldado con el rechazo por parte de la mayoría de las asociaciones y el voto de los miembros del Partido Popular mientras que los representantes del Grupo Socialista, Izquierda Unida y la Asociación de vecinos de la Estación de Córdoba han votado a favor.

Otro de los puntos en los que ha estribado el debate es el cartel anunciador de dicha iniciativa, que lucía el logotipo del Distrito Casco Antiguo contraviniendo la normativa existente. Un hecho que, según ha explicado Navarro, ya ha sido solucionado.