El delegado de Urbanismo, Maximiliano Vílchez ha señalado que «mantener cerrada la Gavidia cuesta un dineral a los sevillanos cuando podría estar en activo y generando productividad para la ciudad».

En este sentido, Vílchez ha explicado que el «coste entre la luz y el de seguridad suponen casi 150.000 euros anuales en lugar de tener un edificio en activo y generando puestos de trabajo».

«Está claro que el PSOE prefiere tener este edificio abandonado y no piensan en los intereses de los sevillanos» ha destacado Vílchez quien además ha resaltado que «Espadas debería presionar a sus compañeros de partido en la Junta para que ayuden a Sevilla».

Para Maximiliano Vílchez «estamos manteniendo un edificio ruinoso en pleno corazón de Sevilla que da una mala imagen para la ciudad y además resta productividad a la ciudad en lugar de sumarlo si se destinara a otro uso».

«Es inexplicable que la Junta no quiera apoyar el cambio del PGOU para darle otro uso y genera empleo» ha explicado Vílchez quien ha resaltado que «no se dan cuenta que van contra los intereses de los sevillanos no contra Zoido».

Según ha asegurado el delegado de Urbanismo «darle otro uso al edificio permitiría generar empleo, revitalizaría la zona y no supondría un gasto absurdo para la ciudad pero parece ser que eso no le importa al PSOE que sólo  piensa en sus intereses».