«Dimos el Gordo y al año siguiente vendimos un 20 por ciento más y todo lo consignado del sorteo del Niño de ese año», explica Enrique Cristell, un empleado de la administración de Lotería número 51 de Sevilla, situada en La Campana. Repartir la suerte es el mejor reclamo para los clientes. Ya se dice, dinero llama al dinero.
Quizás por la nómina de premios repartidos a lo largo de su historia, la administración número 16 de Sevilla, conocida como «La de los millones», es la que más vende de toda Andalucía, también la que más dinero reparte. «Los años del 56 al 65 fue una época en la que se repartieron muchos millones y de ahí le viene el apodo, porque tuvo una retahíla de premios muy seguidos», detalla Luis Jiménez, que regenta esta administración que se remonta al año 1919.
«Cuando toca, se vende más», confiesa Jorge Arias, propietario del Gato de negro, negocio situado en la avenida de la Constitución. «Del orden del diez por ciento», asegura. De esta administración, la número 13 de Sevilla, han salido «incalculables premios», quizás sea es el motivo por el que en los días previos al sorteo de Navidad se formen largas colas a las puertas del local, flanqueadas por dos azulejos en los que están representados dos gatos negros, tradicional símbolo de este punto de venta.
Javier Lapiedra, propietario de la administración de la plaza de La Encarnación recuerda los años sesenta como la época dorada de la venta de lotería de Navidad en Sevilla. «Coincidió que varias administraciones de Sevilla dimos premios muy seguidos», detalla. De esas fechas todavía conservan una clientela fiel, que ha ido legando los números a hijos y nietos. Hoy, por los 36 premios repartidos a lo largo de sus 60 años de historia, ‘La lluvia de oro’ es una de las administraciones que más venden de Sevilla.