La Gerencia de Urbanismo del Ayuntamiento de Sevilla ha procedido al derribo del conocido Bar Cristales, en los Jardines de Murillo. Este establecimiento llevaba varios años cerrado y que presentaba un lamentable aspecto, siendo un foco de suciedad en una zona turística. De esta forma, y tras haber llegado a un acuerdo con la propiedad, una grúa ha derribado el bar en la mañana de este jueves.

Este edificio y otro cercano, Las Tres Carabelas, fueron sacados a concurso a principios de 2011 y adjudicados a una misma empresa, Terrazas del Sur S. L., por el Gobierno del socialista Sánchez Monteseirín ya en funciones —concretamente, el 26 de mayo y tras perder el poder a manos del PP—. Esta sociedad acabó interponiendo una reclamación al Ayuntamiento al no coincidir la realidad con los metros cuadrados y las condiciones que se había reflejado en el pliego en uno de los dos recintos.

Los Jardines de Murillo quedan ya liberados de esa imagen de abandono que presentaba este establecimiento desde hacía años.