Las publicaciones cofrades siguen ofreciendo las últimas innovaciones al término de la cuaresma. El rediseño de los anuarios de las hermandades, algunas cosechando parabienes, convive con una nueva forma de difundir la Semana Santa en una revista tan típica como el programa de mano. La última vuelta de tuerca es llevar el mundo del cómic a este tipo de publicaciones de escaso tamaño.

Los ilustradores del Estudio Buenavista protagonizan un programa cofrade inundado de viñetas. Una selección de las mejores ilustraciones de los titulares de algunas de las hermandades de la Semana Santa sevillana.

«Cada año tratamos de sacar un producto nuevo para nuestros lectores. El año pasado fue un calendario cofrade y este año el programa», explica David Díaz-Cantelar, uno de los responsables de Estudio Buenavista, creador de Viñetas cofrades, que este año alcanza su tercera edición. «En estos años hemos conseguido tener un banco de ilustraciones muy amplio hasta el punto de poder ilustrar cada itinerario con una imagen representativa por cada día», afirma.

«Esperamos que guste y que acompañe cada año nuestra publicación» que ya es todo un clásico de la Semana Santa. «¡La acogida ha sido impresionante! Repartimos 500 ejemplares a la entrada del pregón y en apenas 45 minutos se habían agotado. Hemos ampliado la tirada a 2.000 ejemplares», explica.

Damián Díaz-Cantelar, licenciado en Derecho, se encarga de los guiones y David, licenciado en Bellas Artes, de las ilustraciones. Ambos forman un buen tándem que se complementa con tres ilustradores más. Todos de la misma generación. Estudio Buenavista es una empresa de familia y amigos.

Respeto a la realidad

Los relatos que narran en Viñetas cofrades son «historias ilustradas, novela gráfica, con un total respeto al guión para que lo que se cuenta sea lo más real posible», detalla David. Todo está documentado «para ser lo más exhaustivo posible», afirman. En su ordenador acumulan fotos, grabados, dibujos y un largo etcétera para que sus ilustraciones sean «lo más fidedignas posibles». «Procuramos no dejar nada al azar», concreta Damián. «No queremos caricaturizar a ningún titular», confiesan.