El concejal del Grupo Socialista, Juan Carlos Cabrera, visitó esta semana el mercadillo de el jueves acompañado de los representantes de la asociación de vendedores para analizar las demandas de los comerciantes y los problemas que se están registrando en la calle Feria provocados por la falta de seguridad. Según trasladaron al Grupo Socialista los propios vendedores, la presencia de la Policía Local se ha visto «muy reducida» lo que está permitiendo la «instalación de vendedores no autorizados sin ningún tipo de control».

Juan Carlos Cabrera pudo así comprobar cómo la vigilancia de la Policía Local se había reducido a dos horas y que no interviene ante el aumento de los vendedores no autorizados que se instalan en el inicio de la calle. «La asociación lleva un registro de todos los socios que tienen sus respectivos carnés para ejercer su actividad en este histórico mercadillo, y ya elaboró un protocolo de actuación que permitió la regulación de los puestos, la instalación de sombrillas y un control sobre los artículos que se ofertan», explicó el concejal socialista, quien instó a dar una respuesta a las demandas de la asociación que reclama más control de estas actividades irregulares así como una mayor presencia policial.

Por este motivo, el Grupo Socialista llevará al próximo Pleno del distrito Casco Antiguo una propuesta para que la dirección del distrito mantenga «de forma inmediata» una reunión con la Asociación Mercadillo Histórico Popular de El Jueves para diseñar un plan de actuación. «La Policía debe estar presente durante el tiempo que tiene su actividad el mercadillo y evitar la instalación de puestos no autorizados en este espacio. Para ello, los agentes deben contar con un plano y con documentación suficiente para actuar contra comerciantes no autorizados», concluyó el concejal socialista, quien instó al gobierno de Zoido a «apoyar» a este histórico mercadillo del distrito Casco Antiguo.