El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento Sevilla, Juan Espadas, junto a la concejala Susana López, se ha reunido con los artesanos afincados en Rompemoldes, el corralón del siglo XXI con el que el anterior Gobierno municipal «planeó una pieza de la reactivación comercial y económica» del eje de San Luis, en la zona norte del Casco Antiguo, y ha lamentado «el desentendimiento» del alcalde, Juan Ignacio Zoido, con los artesanos y la reactivación económica del barrio.

En un comunicado, el PSOE ha explicado que la iniciativa estaba «cargada de valores positivos» también para la regeneración urbana del barrio del Pumarejo, «intentando fijar el territorio a los artesanos tan vinculados al casco histórico de la ciudad, dignificando los espacios de producción y facilitándoles también la vivienda».

En San Luis producen una veintena de artesanos, que en una misma finca con patio común tienen los talleres y las viviendas, con garajes y amplias zonas comunes en un sitio estratégico de la calle, muy cerca de enclaves de visita obligada para turistas como son las iglesias de Los Franceses, Santa Marina o San Marcos. Hacen cerámica, vidrio, textiles, escultura, pintura restauración de obras de arte, arquitectura y hasta un luthier.

Según el socialista, la relación del Gobierno Zoido con este proyecto «empezó con mal pie», y ha recordado que denunció en noviembre de 2011 que la paralización de todas las promociones que ejecutaba Emvisesa afectaría«de lleno» a los plazos de entrega. «Hace un año que abrió Rompemoldes y esta veintena de artesanos sienten que el apoyo de su Ayuntamiento se ha disipado limitando la interlocución municipal a la estricta relación de un casero con sus inquilinos», ha destacado Espadas.

«Emvisesa es quien únicamente trata con ellos y sin que la relación sea ni fluida ni satisfactoria, pero incomprensiblemente, este Gobierno los trata como si fuera una promoción de VPO más, obviando el valor social del proyecto, la apuesta económica, urbanística y de empleo que supone, y el resto de elementos positivos para el barrio del que Rompemoldes sería la locomotora», ha apostillado el portavoz, a lo que ha añadido que «a Zoido y a Gregorio Serrano parecen escocerle estas iniciativas innovadoras y con futuro que forman parte de la herencia en positivo y llave en mano que obtuvieron a su llegada al Ayuntamiento».

De igual forma, la portavoz ha indicado que «son proyectos que se han abandonado a su suerte y por los que el Ayuntamiento no está apostando para hacerlos madurar y cumplir los objetivos para los que se crearon, aún a costa de dejar por el camino a artesanos que se implicaron y que ahora se sienten víctimas del desinterés». Por ello, Espadas ha exigido al alcalde que «recupere el pulso de estos proyectos que no pueden ser patrimonio muerto cuando más falta hacen iniciativas para la reactivación económica en sectores que pueden generar empleo y autoempleo».