La última edición de la Feria del Belén ha mantenido las ventas con respecto a la edición de 2011 a pesar del descenso de visitantes. «No ha sido un buen año, pero nos lo esperábamos peor», aseguran desde la Asociación de Belenistas de Sevilla. Los expositores han estado abiertos del 12 de noviembre al 23 de diciembre.

«Esperábamos un descenso escandaloso pero no ha sido así», explica el presidente de la Asociación de Belenistas de Sevilla, Juan Manuel Aguilar. «Pese a las previsiones, no ha sido un año catastrófico», desvela el portavoz. La crisis económica que azota a este tradicional sector ha dado tregua en los dos últimos años. En 2011 se consiguió aliviar la caída de ventas gracias a la final de la Copa Davis de Tenis que se celebró en el Estadio Olímpico de La Cartuja y que atrajo numerosos visitantes a la ciudad.

Menos turistas

En 2012, los niveles de ventas se han mantenido pese al descenso de turistas que los hosteleros cifran en un ocho por ciento menos de pernoctaciones en comparación con el año anterior. Otro dato que influye en las compras es la duración del puente de la Inmaculada. «Más días de fiesta implican un mayor consumo, y este año ha sido un puente normal, ni muy grande ni muy pequeño», asegura Aguilar.

La edición número diecinueve también ha manifestado un cambio de tendencia en la ventas. «La gente no compra figuras de barro, ahora lo que más se compra es la resina, productos de menor calidad y de un precio más asequible», detalla el presidente de los belenistas.

Durante estos casi dos meses de actividad, un total de trece artesanos han distribuido sus mercancías en 28 expositores en los que se han vendido nacimientos elaborados de forma artesanal. El entorno de la Catedral y el Archivo de Indias se ha convertido un año más en el centro del belenismo en la ciudad.

En ese tiempo, el Ayuntamiento de Sevilla ha desarrollado actividades con las que atraer a los compradores en las inmediaciones del Real Alcázar. Aprovechando el 25 aniversario de la declaración como Patrimonio de la Humanidad de la Catedral, el Alcázar y el Archivo de Indias.