«¿Dónde está la cámara?», se preguntan los usuarios al conocer la propuesta del Ayuntamiento de Sevilla de reembolsar el precio del billete en aquellos casos en los que el autobús llegue con más demora de la prevista. A las caras de incredulidad se le suma el agrado de los sevillanos que usan habitualmente este transporte público.

«Muy seguro tiene que estar Zoido de que no va a llegar tarde el autobús para eso de devolver el dinero», ironizaba con asombro Paco, un vecino del Polígono Norte que esperaba junto a la parada de la línea 11 de Ponce de León. «Dudo mucho que cumplan con los tiempos, porque Tussam es horroroso cuando quiere, pero si tiene que devolver lo que cuesta el billete…», dudaba Amalia, otra de las usuarias de esta línea.

Lo cierto es que la medida del equipo de Gobierno con el alcalde Juan Ignacio Zoido al frente no ha dejado indiferente a lo sevillanos que desde hoy ya pueden exigir la devolución del importe de su billete en el caso de que el autobús llegue a la parada con cinco minutos de retraso sobre la información facilitada en la aplicación móvil que ha diseñado Tussam.

«Lo veo estupendamente bien, ya que el AVE devuelve el dinero cuando llega tarde; por qué no iba a hacer lo mismo Tussam», afirma Josefa. «La juventud si lo usará, pero nosotros no», se lamenta Rocío, una mujer de 66 años que aguarda la llegada del 24. «No creo que sea más puntual por devolver el dinero», detalla Silvia.

La aplicación funciona

Y la aplicación funciona. O al menos en las pruebas realizadas horas después de ser presentada por el alcalde, Juan Ignacio Zoido; el gerente de Tussam, Manuel Torreglosa; y el delegado de Seguridad y Movilidad, Demetrio Cabello. El autobús llega a la hora prevista, dadas las pruebas realizadas por Sevilla Ciudad. En muchos de los casos, incluso llega antes de la información facilitada por la aplicación.

«Pero, ¿cómo se cobra el dinero si llega tarde?», se pregunta María José, una vecina de San Jerónimo que espera subirse en uno de los autobuses de la línea 24. Torreglosa ha explicado que el usuario puede demostrar la impuntualidad con una captura de la pantalla del terminal móvil e ir hasta uno de los puntos de información de Tussam, donde podrá exigir -después de cotejarlo con el trabajador de la empresa pública- la devolución del importe. El alcalde, por su parte, ha matizado que este sistema irá evolucionando hasta encontrar el encaje idóneo para agilizar el trámite. En ningún caso los conductores están autorizados para realizar dicha devolución.

La aplicación está disponible desde este jueves en la página web de Tussam o también en Google Play, para sistemas operativos Android; iTunes Store, para IOS; y en el servicio de descargas de Blackberry. Desde el portal digital de Tussam se puede acceder cómodamente a través de un código qwerty de fácil lectura para los smartphones. Los usuarios de Google Play ya le han dado una valoración media de 3,8.