Una caja. Seis caras. Ocho aristas. Y mucha imaginación. Unas sevillanas se lanzan al mundo del «hazlo tú mismo» con una idea que brilla por su sencillez: vender todos los elementos necesarios para hacer una manualidad y empaquetarlos en una caja. Al producto lo han bautizado como «Proyect» y los hay para todos los gustos.

Punto, aguja mágica, carvado de sellos, customización de camisetas, crochet o sushi. La variedad es amplia. Las cuatro mujeres, tres arquitectas y una publicista, que están detrás de «I do proyect», el nombre de la empresa, dejaron sus puestos de trabajo y se emplearon a fondo en esta nueva aventura basada en la filosofía del «do it yourself» (hazlo tú mismo). Una opción que cada día suma más adeptos.

Uno de los proyect«El hazlo tu mismo es un concepto que va con el tiempo que vivimos en el que el consumismo voraz que hemos tenido en los últimos años ya no se lleva», explica Laura Silva, una de las co-fundadoras de la empresa. «Ahora está de moda  llevar lo que tú te haces, que sea diferente y que disfrutes con el proceso de hacerlo», detalla.

Raquel, Laura, Lola y Marta son las responsables de facilitar a los aficionados a las manualidades el acceso a nuevas técnicas y materiales simplificándoles la adquisición y elaboración de sus trabajos. Juntas diseñan los «proyect» y también dan rienda suelta a su creatividad en su blog, el origen de esta iniciativa.

«Somos cuatro amigas que compartimos la afición de hacer las cosas por nosotras mismas y nos mandábamos tantísimos emails y estábamos tanto tiempo compartiendo ideas y buscando materiales que decidimos un día volcarlo todo en un blog; a raíz de ahí descubrimos que había más gente en Sevilla que compartía las mismas aficiones y  que tenían ganas de investigar y hacer cosas nuevas y nos planteamos hacer talleres», recuerda Raquel Vallejo. Más tarde llegarían los «proyect» una de las tres patas, con el blog y los talleres, en las que se basa la empresa.

Laura Silva imparte un taller en I do proyectRápidamente, y gracias al potencial de Internet, se fue corriendo la voz. «La gente nos decía ‘Me encantaría hacer vuestros talleres pero estoy muy lejos’ y entonces pensamos en meter un taller dentro de una cajita», explica Marta Lorenzo, otra de las cofundadoras. «Al final, un ‘proyect’ no es más que eso. Todos los materiales, las herramientas, las instrucciones y diseños para que aprendas una técnica o hagas un proyecto concreto», detalla.

«Tenemos tantos ‘proyect‘, o más, como talleres. Labores, punto, crochet, bordado con aguja mágica, customización de camisetas, pintura de diseño, crear tu propia lámpara o hasta hacer tu propio sushi… hay un poco de todo», enumera.

El siguiente paso: la internacionalización. «Hasta ahora solo habíamos hecho talleres en Sevilla pero ya tenemos programados talleres en Madrid y esa va a ser la tendencia», explica Laura. «No queremos quedarnos en el ámbito local», afirma. «Además, estamos preparando los talleres online para dar el salto internacional; tenemos muchos clientes en sudamérica y llegar con el producto es un poco difícil pero llegar con los talleres es más sencillo y más si son online», explica Laura.

De momento, el futuro inmediato pasa por los talleres. En su web ya se pueden ver la programación para septiembre y octubre. Iniciación a la costura a mano, taller de iniciación al crochet, customización de t-shirt, carvado de sellos o lámparas de diseño en septiembre; y punto básico y avanzado, bordado con aguja mágica, amigurumi, iniciación a la costura a máquina, decora cerámica, encuadernación japonesa, maki sushi y ganchillo xxl en octubre.