Has recibido un teléfono móvil como regalo de Reyes y no sabes qué hacer con el antiguo. Seguramente lo habrás dejado ya en en cajón, olvidado, hasta que dentro de unos meses alguien se decida a tirarlo. Sin embargo hay una opción mejor, tanto para el orden de nuestros aparatos tecnológicos como para el medio ambiente: reciclarlo. En Sevilla, son varias las campañas que se han puesto en marcha para incentivar esta sana costumbre a la que es imposible ponerle excusa, ya que son muchos los establecimientos donde puedes llevar el terminal antiguo.

Si vive por el centro o transitas a menudo por la zona de la Encarnación, lo tiene aún más fácil, ya que el grupo de voluntarios de Raíces y Brotes Sevilla ha instalado contenedores en varios puntos para recoger móviles en desuso, ya sea en funcionamiento o no. En concreto, están Flor y Pondio (Santillana, 1), Asuca (Arguijo nº 9), Un Gato en Bicicleta (Regina, 8), La Jerónima (Jerónimo Hernández, 17), La Casa de las Especias, (Javier Lasso de Vega, 3),  Casa Tomada (Muro de los Navarros, 66),  y Ofelia Bakery (Cuesta del Rosario, 16).

Respecto a otras zonas de Sevilla, en Nervión puedes acudir al contenedor situado en Gea Cosmética (Hernando del Pulgar, 14), o al de La Gallina en el Diván (Padre Pedro Ayala, 36).  En Sevilla Este hay otro situado en CandyPet (Avenida de las Ciencias, 18).

Centros comerciales

En España existen hoy en día más de 50 millones de líneas de teléfono móvil activas. A este número deben agregarse aquellos móviles más antiguos que son reemplazados y que, equivocadamente, se tiran a la basura o se guardan en casa. Sin embargo, la tasa de reciclaje no alcanza aún el 5%.

La campaña de Raíces y Brotes, cuyo fin es reciclar los componentes de los terminales y recaudar fondos para el Instituto Jane Goodall, no es la única vía para dar a nuestro antiguo móvil un destino adecuado. También en otras entidades como Madre Coraje o Intermón Oxfán recogen terminales en desuso para reutilizarlos o desmontarlos. Además, en muchos de los centros comerciales de la ciudad también existen puntos específicos de reciclaje con un contenedor para móviles, como en el centro comercial Los Arcos.

Así que, si después de estas navidades tiene un smartphone de última generación y no sabe qué hacer con el viejo, llévelo a uno de los puntos acondicionados en Sevilla para ello. Y no se plantee la opción de tirarlo a la basura: la batería de un móvil podría contaminar hasta 600.000 litros de agua.