El delegado de Empleo, Economía, Fiestas Mayores y Turismo, Gregorio Serrano, ha informado hoy de que «tanto el PSOE como IU se han opuesto, con el voto negativo y la abstención respectivamente, en la comisión delegada del área municipal a instar a la Junta de Andalucía a la puesta en marcha de las Escuelas Taller y los Talleres de Empleo previo ingreso del importe de la subvención, por lo que quedan desacreditados ante los sevillanos al poner trabas al empleo».

Así, Serrano ha lamentado «la farsa y los intentos burdos de manipulación de Espadas y García en materia de empleo, ya que se les llena la boca pidiendo planes de empleo con dinero del Ayuntamiento sabiendo que no es competencia municipal»; y ha añadido  que «después no son capaces de pedirle a la Junta la inmediata puesta en marcha de estos programas, anteponiendo los intereses partidistas por encima del de los parados sevillanos».

En este sentido, Serrano ha calificado de «vergonzoso que el PSOE e IU no sean capaces de pedir a sus compañeros de la Junta lo mismo que con tanta insistencia piden al Gobierno municipal»; y ha añadido que «con su actitud son corresponsables de que 1170 alumnos no se hayan beneficiado de estos programas y de los 30 millones de euros que la Junta de Andalucía ha dejado de invertir en Sevilla».

Asimismo, Serrano ha recordado que «el Ayuntamiento solicitó el 30 de enero de 2012 ayuda económica para poner en marcha 3 programas de Escuelas Taller y 6 Talleres de Empleo en el Polígono Sur, Amate, Alcosa, Torreblanca, San Pablo y Polígono Norte para 405 alumnos, pero la Junta de Andalucía desestimó todos y cada uno de estos programas por silencio administrativo».

Además, «el 30 de enero del año siguiente este Ayuntamiento volvió a solicitar, en la convocatoria de 2013, el mismo número de Programas, con idéntico resultado; y en la convocatoria de este año reincidimos en nuestras peticiones, contando nuevamente con la desestimación de los mismos por parte de la administración autonómica», ha destacado Serrano.

Por último, Serrano ha manifestado que «Espadas y García se han negado a la puesta en marcha de unos programas que hubiesen facilitado a todas esas personas, residentes en barrios especialmente castigados por el desempleo, una formación ocupacional que habría mejorado sustancialmente su formación profesional».