Las torrijas vuelven de forma extraordinaria a la confitería La Campana para conmemorar el cincuenta aniversario de la coronación canónica de la Esperanza Macarena. La idea, que se lleva fraguando unas dos semanas, llega sugerida por los propios clientes, que han pedido el regreso de este dulce típico de la Cuaresma para conmemorar la efemérides.

«Si hay un paso en la calle debe haber torrijas en La Campana», explica uno de los responsables de este emblemático establecimiento repostero enclavado en el epicentro de la Sevilla cofrade, José Hernández. Desde hoy viernes y hasta el próximo domingo se pueden degustar estas delicias de pan, vino y miel que llegan esta confitería al amparo de la fiebre del evento macareno.

De momento, la acogida ha sido positiva y la idea a sorprendido a propios y extraños. «La gente está encantada al ver las torrijas en el escaparate, e incluso se ha armando revuelo por Twitter», explica el propietario. «¡Ay, que lo de las torrijas de La Campana es verdad! A tomar por viento la operación bikini. Ya me han alegrado el día», celebraba uno de los tuiteros en la red social. «¿Torrijas en mayo?», se sorprendía otro internauta.

«La Campana está muy ligada a la Semana Santa y nuestra familia esta muy vinculada a la Hermandad de la Macarena», explica Hernández, quien avisa que «nadie se va a quedar sin su torrija este fin de semana». La confitería ha elaborado 3.000 torrijas para repartir entre viernes, sábado y domingo. Y si el experimento sale bien, también se venderán torrijas el fin de semana próximo, con el regreso de la Macarena a su templo.