El Ayuntamiento de Sevilla ha comenzado este fin de semana las obras de repavimentación de la plazuela de la calle Dueñas, junto al palacio, donde se instalará también un monumento homenaje al poeta sevillano Antonio Machado.

Allí, en el lugar al que le dedicó sus famosos versos «mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla y un huerto claro donde madura el limonero», la ciudad recordará a uno de los máximos exponentes de la Generación del 98, que fue bautizado en San Juan de la Palma y vivió en la Casa de las Dueñas, hoy propiedad del Ducado de Alba.

Se trata de un grupo escultórico realizado por el artista Julio López que irá sobre la fachada del palacio, allí donde un azulejo cerámico recuerda que, en el lado oeste de la plazuela, que «en una vivienda de este palacio nació, el 20 de julio de 1875, el poeta Antonio Machado. Aquí conoció la luz, el huerto claro, la fuente y el limonero».

casa-de-las-Duenas

Azulejo en la Casa de las Dueñas

El monumento se compone de dos elementos que aluden a dos situaciones en el tiempo: el pasado y el presente. El primero está representado por un relieve, adosado a la pared, que recuerda la imagen de Antonio Machado, que enlaza hacia abajo —tras un canto a la naturaleza— con la cabeza y parte del torso de una lectora, que atrae hacia sí un libro del poeta. El segundo elemento es una escultura de una figura corpórea, que evoca el presente, y por ello «se nos acerca».

El conjunto fue diseñado por su autor para este lugar concreto, los muros del Palacio de las Dueñas, donde nació el poeta y vivió sus primeros años. Como complemento al monumento, la Gerencia de Urbanismo plantará un limonero y un olivo en esta recoleta plaza.