La Empresa Municipal de Transportes (Tussam) ha comenzado esta noche la última fase del desmontaje de las catenarias de la línea del Tranvía entre la Plaza Nueva y el Prado de San Sebastián.

Tanto Tussam como CAF llevan trabajando en este proyecto desde finales de 2013. A principio de verano comenzaron las etapas finales del proyecto, consistentes en las obras de adecuación en paradas, aprovechando la menor afluencia de viajeros del tranvía. «En estas últimas semanas se han desarrollado distintas pruebas y la validación de las primeras tomas superiores instaladas en Plaza Nueva y Archivo de Indias, así como los trámites administrativos de legalización», ha explicado el Alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido.

«Una vez terminada esta fase esta noche se ha comenzado la retirada de las catenarias existentes en Plaza Nueva. En la primera quincena de noviembre finalizará la adaptación de la parada de Archivo de Indias y se procederá a retirar la catenaria entre esta parada y Puerta de Jerez y durante la segunda quincena se retirara la de la calle San Fernando, quedando así libre de catenarias todo el eje avenida de la Constitución – calle San Fernando», ha detallado Zoido.

Las distintas actuaciones que se han desarrollado para la retirada definitiva de las catenarias tendrán un coste total de 245.000 euros, de los que 100.000 corresponden a las nuevas estructuras del Sistema de Carga Superior de Energía, 75.000 al desmontaje, montaje y modificación de postes y marquesinas y 70.000 a la retirada de los tres tramos de catenaria.

La evolución tecnológica que en los últimos años han experimentado los sistemas de acumulación rápida de energía permite disponer de tramos o recorridos sin catenaria de mayor longitud, manteniendo la alta calidad de servicio de este modo de transporte.

El sistema ACR, basado en el empleo de ultracondensadores, embarcados en las unidades que prestan actualmente servicio en la línea de tranvía, permite que la energía se cargue en las paradas, en aproximadamente los 20 segundos de tiempo empleados en la subida y bajada de los viajeros, y se emplee en el recorrido posterior entre ellas.

Zoido supervisa el desmontaje de las catenarias en plaza Nueva

Zoido supervisa el desmontaje en plaza Nueva

Esta tecnología, está diseñada por Construcciones y Auxiliar de Ferrocarriles (CAF), fabricante también de los tranvías Urbos 3 que prestan servicio en la línea. En 2011 ya se instaló un prototipo en la parada de Plaza Nueva, que ha sido plenamente validado desde el punto de vista técnico, y que ha sido mejorado en su aspecto estético.

Las baterías de condensadores son elementos en continuo desarrollo por parte de los fabricantes, con una vida útil limitada. Las actuales, que llevan en uso 4 años, precisamente desde la incorporación de los actuales tranvías Urbos 3, se sustituirán a lo largo del año 2015.

Además, y «para mayor fiabilidad, se va a dotar a las cuatro unidades tranviarias con una batería adicional de ión-litio que complementará el sistema de autonomía basado en el sistema ACR», ha señalado el alcalde Zoido, que ha añadido que «es un compromiso cumplido con los sevillanos para conseguir eliminar el impacto visual de las catenarias en las zonas más emblemáticas del centro de la ciudad, recuperar el esplendor de esta zona pero al mismo tiempo conseguir una mejora de la eficiencia energética de la línea tranviaria como consecuencia del aprovechamiento de la energía generada en el frenado, con un ahorro del 20%», ha concluido.