La concejal del PP, Dolores De Pablo-Blanco, ha explicado que la Junta de Gobierno del pasado 17 de julio desestimó la subvención para el proyecto Ciudad del Ocio que siempre se pone en marcha en verano. «No sabemos el motivo por el que se ha rechazado esta subvención para la ejecución de este proyecto que se ha venido desarrollando en estos últimos años en Sevilla».

De Pablo-Blanco ha recordado que el pasado mes de abril, el entonces portavoz del PSOE «estaba muy interesado y preguntó qué iba a pasar con este proyecto y con otros programas de prevención de las drogodependencias», de los que se estaba a la espera de los correspondientes informes de la Junta.

«Desde el Gobierno municipal no han contado nada, ni sabemos si ellos también lo han reclamado a la Junta de Andalucía, y estando Espadas en la oposición nos pidió información exhaustiva al gobierno y se le explicó por escrito toda esta situación. Nosotros les dimos todas las explicaciones y ellos no han dado ninguna», ha señalado De Pablo-Blanco, que ha añadido que «Sevilla no se merece perder estos programas que tienen por objeto la prevención comunitaria de las drogodependencias dirigido a menores y jóvenes».

De Pablo-Blanco ha recordado que «en cumplimiento de la ley, desde el mes de marzo se le viene reclamando a la Junta que envíe los correspondientes informes preceptivos y vinculantes que exigen para la puesta en marcha de ciertos programas de ayuda a drogadicción. Al no tener contestación y ante el prejuicio para la población destinaría que conllevaba la no realización de este programa por la falta de estos informes, el 15 de mayo volvimos a exigirles los informes a la Junta de Andalucía para que no dejarán correr más tiempo. Nos fuimos del Ayuntamiento sin obtener respuesta alguna y ahora seguimos sin saber qué ha pasado».

Este proyecto se ha venido desarrollando en los últimos años con un coste de 58.657 euros, subvencionando 41.060 euros el Estado y 17.597 el Ayuntamiento. Unos 800 menores han venido participando en estos programas y talleres en los dos últimos veranos a través de Cruz Roja, entidad adjudicataria.