El Ayuntamiento de Sevilla se ha reunido hoy con varios portavoces vecinales de Casco Antiguo y Nervión y con representantes tanto de la Asociación de Hosteleros como de la Asociación de Discotecas y Bares de Copas, para abordar los problemas derivados de las molestias ocasionadas por la movida en distintos puntos de la ciudad.

En la reunión han estado presentes, por parte del Ayuntamiento, el delegado de Seguridad y Movilidad, Juan Bueno, las delegadas de los distritos Casco Antiguo, Nervión y Los Remedios, los directores de Medio Ambiente y Seguridad y representantes de Urbanismo, Policía Local y Lipasam.

«Hemos escuchado a los que han querido transmitirnos de primera mano sus problemas y seguiremos trabajando por ellos y por todos los vecinos afectados por la movida», ha afirmado Bueno, quien ha garantizado que «desde el Ayuntamiento se va a continuar exigiendo a ciudadanos y establecimientos el cumplimiento de las normas».

En este sentido, ha destacado que, por parte de la Policía Local, se está realizando una importante labor, tanto en materia de control del ‘botellón’ como de los establecimientos. «No vamos a cesar en este esfuerzo, hay que seguir insistiendo porque hay zonas donde el problema persiste», ha señalado el delegado del ramo.

Concretamente, ha apuntado que desde junio de 2011 la Policía Local ha puesto más de 16.200 denuncias a jóvenes por infringir la Ley 7/2006, conocida como «Ley Antibotellón». Asimismo, se ha pasado de 1.764 actuaciones contra el ‘botellón’ en 2010 a los 5.543 servicios que se realizaron el pasado año 2013.

En cuanto a la Línea Verde de la Policía Local, en lo que va de año ha abierto más de 300 expedientes y ha llevado a cabo más de 800 inspecciones a establecimientos, que se han saldado con unas 400 denuncias por diversos asuntos (infracciones sobre veladores, no presentar licencia de apertura, incumplimiento de horario de cierre, elementos musicales no autorizados, venta de bebidas a menores o para consumo fuera de sus instalaciones, no ajustarse o exceder las condiciones de la licencia, aforo y medidas de seguridad, etc).

Por su parte, Medio Ambiente ha pasado de 48 precintos en 2010 a 96 durante el pasado año 2013 y 62 en lo que va a de año 2014. De igual modo, se han multiplicado los expedientes por ruido: de 471 en 2010 se ha pasado a 742 en 2013 y en 2014 se han abierto ya más de 400.

Con respecto a la Ordenanza de Protección contra la Contaminación Acústica, Bueno ha señalado que «establece una serie de medidas de protección contra el ruido como la reducción del número de veladores en la vía pública o la prohibición de la instalación de bares con música en edificios de viviendas».

«Estamos trabajando y seguiremos trabajando para compatibilizar el derecho al descanso de los vecinos con el derecho al ocio y al negocio», ha concluido Juan Bueno, quien ha asegurado que «este gobierno va a seguir escuchando a los ciudadanos y redoblando esfuerzos para darles una respuesta, porque el interés de todos es paliar los efectos de la movida y que quien quiera divertirse pueda hacerlo sin interferir en el descanso de los vecinos».

Por tanto, ha garantizado que «quien quiera remar en esta dirección será bienvenido a cuantas reuniones sean necesarias» y ha señalado la necesidad de «dejar a un lado cualquier otro interés que no sea el de solucionar los problemas a los vecinos».