Sevilla sigue apostando por el chino. En este caso, la visión de futuro de la importancia que ya tiene esta lengua en la aldea global viene de la mano de la cadena de escuelas infantiles Snoopy, un grupo empresarial con tres décadas de tradición en la capital andaluza. En la nueva temporada, las guarderías Snoopy 5 y 10, en la Puerta Osario, ofrecen este idioma de manera extraescolar.

La directora de Snoopy de estos centros, Aida Troya, ha firmado un acuerdo con el director de la Academia de Chino Oso Panda, Manuel Serrano, por medio del cual los centros Snoopy se han convertido en centros autorizados Oso Panda para ofrecer la enseñanza del mandarín en sus instalaciones a cualquier alumno interesado, tanto propios como externos.

El director de Oso Panda ha manifestado su satisfacción por la puesta en marcha del proyecto «porque la infancia es la mejor edad para empezar a aprender un idioma y sentar sus bases. De hecho, en nuestra academia tenemos grupos de alumnos que sólo cuentan con pocos meses de edad, dentro de nuestro programa específico de chino para bebés. Pero este acuerdo con las escuelas Snoopy, de reconocido prestigio y solera en nuestra ciudad, supone un importante impulso al aprendizaje del mandarín a edades tempranas, algo por lo que venimos trabajando desde hace años y que nos ayudará a difundir la enseñanza del chino en Andalucía, que es uno de nuestros retos».

Por su parte, la directora de Snoopy ha explicado que la incorporación del chino responde al objetivo de ofrecer clases extraescolares de calidad. «Tenemos escuelas de música, inglés y chino y para cada una de ellas hemos elegido a los mejores profesionales porque las familias con las que trabajamos saben valorar una oferta de estas características –destaca—. De hecho, la demanda está siendo muy alta, algo que nos llena de satisfacción».