El portavoz socialista, Juan Espadas, y los concejales Juan Carlos Cabrera y Encarnación Martínez se han reunido hoy con representantes de la asociación de vecinos de la Alameda Norte, que tal y como ha ocurrido en otras zonas como Arenal o Alfalfa, han trasladado al Grupo Socialista su preocupación y su malestar por los «graves problemas de ruidos o limpieza» generados por la falta de control de las ordenanzas y de la normativa por parte del gobierno municipal.

«La prioridad para garantizar la convivencia y que se compatibilice el derecho al descanso, el ocio y la actividad de bares y establecimientos es sin duda el cumplimiento de las ordenanzas y de la normativa», explicó el portavoz socialista, quien reclamará al gobierno de Zoido que «reaccione ante un problema que se les ha ido de las manos» con una moción que se presentará en el próximo Pleno.

En la propuesta, el Grupo Socialista, que exigirá medidas para garantizar el derecho al descanso, reclamará que la respuesta a los problemas existentes en muchos barrios de la ciudad no se limite a «una presencia masiva policial en un punto cuando los vecinos alzan la voz». «No se puede hablar de seguridad jurídica ni de protección de derechos de los vecinos con un gobierno municipal que lleva más de un año sin tomar las decisiones adecuadas para que vuelva a haber inspecciones de ruidos por las noches y los fines de semana», añadió.

«No se puede hablar de garantías cuando se han incumplido todos los compromisos de incremento de la plantilla policial y se ha abandonado toda la planificación y el dispositivo que existía en la ciudad. No se puede hablar de que se está buscando una solución al problema cuando no hay ni una sola mesa de diálogo abierto ni con los establecimientos ni con las asociaciones de vecinos ni con los jóvenes para buscar soluciones permanentes y no puntuales», detalló Juan Espadas.

La moción, además, reclama que se analicen las licencias concedidas en Zonas Acústicamente Saturadas en los últimos años, así como el cumplimiento de la normativa. «Bares como los ubicados en la Alameda han sufrido un incremento enorme de la presión fiscal y un abandono por parte del gobierno de Zoido. Y esta situación realmente se agrava si encima no existe la seguridad jurídica necesaria para garantizar el cumplimiento de las ordenanzas y la concesión adecuada de nuevas licencias», explicó el portavoz socialista, quien subrayó la importancia de buscar el «equilibrio entre los intereses de los establecimientos y el derecho al descanso de los vecinos».

En este sentido, el portavoz socialista lamenta que en las botellonas y las concentraciones nocturnas «se han perdido tres años y medio» y se han producido «graves retrocesos». «Como en prácticamente todo, este gobierno no tiene un plan, no tiene una mesa de trabajo, no busca un diseño a medio y largo plazo. Sólo actúa a golpe de impulso por los vecinos que muestran su malestar. Y por eso los problemas no se resuelven, van de un sitio a otro, o se reducen puntualmente para luego volver a repuntar», explicó el portavoz socialista.

Espadas propone como medida a medio y largo plazo la configuración de una mesa de diálogo con asociaciones juveniles, universidades y expertos para diseñar un plan de ocio alternativo que permita acabar con las botellonas en la vía pública y fijar un modelo compatible con el derecho al descanso de los vecinos.

«Esto no es un problema puntual de la Alfalfa que se resuelva enviando allí todos los policías disponibles un fin de semana. Es un problema del Arenal, de la Alameda o de Los Remedios que requiere de un plan de actuación, de diálogo y de rigurosidad en la aplicación de las ordenanzas», concluyó el portavoz socialista, en alusión a la plataforma vecinal conformada en los últimos días con representantes de distintas asociaciones y entidades vecinales afectados por el ruido, las botellonas y las concentraciones nocturnas.