El portavoz municipal socialista, Juan Espadas, y el concejal Juan Carlos Cabrera han vuelto a reunirese hoy con los artesanos inquilinos de las viviendas con taller que Emvisesa construyó en la calle San Luis para convertirlo en una de las piezas clave de la regeneración del barrio. Espadas ha exigido a Zoido que «cumpla con lo firmado y lo prometido» en lo referente a la rebaja de la renta del taller del 50% pactada en el verano pasado «y de lo que los artesanos no han vuelto a tener información. Es una medida a todas luces insuficiente para ayudar a un colectivo que confió en su Ayuntamiento implicándose en un proyecto más allá del puramente residencial y que los implicaba en la atracción de turismo y comercio para la zona. Zoido les ha fallado a lo largo de estos tres años de mandato y no puede ignorar ahora también el acuerdo de al menos esa rebaja en el precio del taller».

De cumplirse dicha rebaja, los inquilinos pasarán de pagar los más de 800 euros mensuales con que Emvisesa los asfixia con precios ya fuera de mercado, a algo más de 500 euros más el IBI anual, aunque el descuento ofrecido por Zoido se recortaría en el segundo año al 30% y en el tercero al 20%. Es lo más que los artesanos han conseguido del gobierno de Zoido donde la atención de Emvisesa hacia ellos es la misma que la empresa municipal ofrece al conjunto de sevillanos que o esperan ser adjudicatarios de una vivienda vacía, o tienen ya una en régimen de alquiler: «ninguna», explica Espadas. «Emvisesa no se persona en San Luis, 70 más que para cobrar».

De hecho, y pese a reunir condiciones en muchos de los casos, el Ayuntamiento les ha denegado igualmente la posibilidad de acogerse a rebajas en los alquileres de las viviendas municipales. «Están en tierra de nadie para Zoido. Es evidente que si hubiera dependido de su decisión, este proyecto no hubiera visto la luz», considera Espadas quien ha animado a los artesanos inquilinos a «solicitar la subvención del alquiler a la Junta de Andalucía que cubre esas rebajas de alquiler para las rentas de familias con ingresos que no superen el 1,5 IPREM».

Al tiempo, el socialista ha vuelto a reclamar al Ayuntamiento un plan específico de relanzamiento de este centro de producción artesanal que «enganche con el turismo. Zoido lleva tres años desaprovechando oportunidades de oro como ésta. Pasará el mandato completo y no podrá presentar ni un solo logro ni para el sector ni para la reactivación económica de este eje de la ciudad», concluye.