El portavoz socialista Juan Espadas planteará en el próximo Pleno la recuperación del uso y de la gestión «al cien por cien, con personal, recursos, fondos y programación de dinamización como es obligatorio y competencia del Ayuntamiento» de la Biblioteca Municipal Felipe González que se puso en marcha en marzo de 2011 y que viene funcionando al 50% y sólo como sala de estudios en horario de mañana mediante un convenio de cesión por un año a la Universidad de Sevilla.

«Transcurridos casi tres años, Zoido debe recuperar del limbo en el que se encuentra una infraestructura municipal de primer nivel y ponerla a pleno rendimiento. No es lógico que el Gobierno local haga como que la biblioteca no sea competencia suya y todo este tiempo después siga sin dotarla de fondos, personal ni programación conformándose con su infrautilización y con que abra testimonialmente de 9,30 a 14,30 horas. El espacio está infrautlizado y la falta de actividad confunde a los usuarios que piensan que está cerrada», explica Espadas que hoy ha visitado las instalaciones junto con el concejal Alberto Moriña.

En este sentido, el socialista propone que el Ayuntamiento asuma la gestión y dinamización del espacio tanto de lectura como de préstamo de fondos en horarios de mañana ampliándolos también a la tarde, así como que plantee con la Universidad de Sevilla y con la Universidad Pablo de Olavide la firma de un convenio que permita «la ampliación de turnos de apertura durante las noches y los fines de semana, al menos, en los meses afectados por los exámenes, en respaldo municipal al problema de falta de espacio que plantean los estudiantes. Aquí hay una infraestructura pública perfectamente acondicionada que puede ponerse al servicio de los universitarios en horarios compatibles. De lo que se trata es de que el alcalde entienda que ante un problema puede aportar soluciones, por lo que debe aprovechar el cauce abierto hasta ahora con la Universidad de Sevilla, revisar el convenio y dar cabida también a la UPO para, a tres bandas y contando con la opinión de los representantes de los alumnos, se conforme un calendario de apertura compatible con sus necesidades».

Espadas ha lamentado igualmente «el desentendimiento que Zoido viene practicando con la competencia y obligación que tiene en las bibliotecas municipales. Siguen cerrando las bibliotecas en horario de tarde. Siguen sin cubrirse las vacantes porque el Gobierno sigue a rajatabla la tasa de reposición cero pese a que debe ser considerado servicio esencial. Y la falta de apuesta se refleja en los presupuestos: la partida para la Red Municipal de Bibliotecas permanece prácticamente congelada desde 2011, mientras que los fondos para actividades culturales ha pasado de casi 167.000 euros a poco más de 52.000 en 2014».