El portavoz socialista, Juan Espadas, y el concejal Antonio Muñoz han visitado hoy varias librerías del Casco Antiguo para poner en valor su trabajo con motivo de la celebración del Día de las Librerías mañana y para plantear propuestas que permitan contribuir desde el Ayuntamiento a dar un impulso a unos establecimientos que son «mucho más que un local comercial. Son espacios de encuentro y de fomento y de atracción a la cultura y a la lectura para todos los ciudadanos. En muchos casos ya están repletos de actividades, talleres, presentaciones de libros e incluso teatro», subrayó el portavoz socialista quien incidió en que el Ayuntamiento debe asumir una responsabilidad en el apoyo y la promoción a este sector en la ciudad y no se puede limitar a la celebración de la Feria del libro.

Así, y tras analizar la situación del sector con los responsables de  establecimientos como El Gato en Bicicleta de la calle Regina, el portavoz socialista planteó que se dé un impulso a la actividad cultural y comercial que realizan las librerías en los barrios de la ciudad a través de la red de centros cívicos municipales. «En muchos barrios, faltan actividades, y hay una red de librerías que están realizando actividades en sus establecimientos y que no pueden llegar aún a muchos barrios. Debemos establecer líneas de colaboración que permitan dinamizar culturalmente los barrios, acercar a los vecinos a la cultura y a la lectura y además dar un impulso a la actividad comercial de estos establecimientos. Cuando hablamos de reactivación económica y de revitalización de los barrios tenemos que hablar también de medidas concretas que afectan a sectores como el de las librerías», explicó el portavoz socialista, quien subrayó que «aún no se ha resuelto» en la ciudad el desequilibrio existente entre la presencia de las librerías como espacios culturales en zonas como el Casco Antiguo respecto a otros barrios de la ciudad.

En segundo lugar, Juan Espadas aludió a la necesidad de establecer un trato preferente para las librerías de la ciudad en las adquisiciones de materiales que se realizan desde el Ayuntamiento para sus bibliotecas o sus centros cívicos. «Hay que establecer mecanismos para que esa obtención de recursos se pueda realizar a través de los libreros de la ciudad, de forma que no prime únicamente un criterio de rentabilidad económica que acabe centralizando esos contratos en las grandes superficies. La red de librerías que existe en la ciudad puede desempeñar perfectamente esas funciones y eso además permitiría darle un impulso desde el Ayuntamiento», concluyó el portavoz socialista.