Mañana, martes 23 de junio a las 17.00 horas en la Sede del Arzobispado de Sevilla (Plaza Virgen de los Reyes), tendrá lugar la firma del convenio de colaboración entre la Fundación Cajasol y la Archidiócesis de Sevilla.

Antonio Pulido, presidente de la Fundación Cajasol junto al Arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, firmarán este acuerdo por el que ambas instituciones colaborarán en materia de conservación y restauración del patrimonio andaluz.

En el marco de este convenio, se llevaran a cabo las tareas de reparación y recuperación de un total de cuatro obras, todas ellas óleos sobre lienzos de pintores sevillanos, tres de ellas de Juan Espinal, figura más importante de la pintura sevillana de la segunda mitad del siglo XVIII.

En concreto se trata de «El Padre Eterno», «Cristo crucificado», y «María Magdalena»; y por último, «La Presentación del Niño en el Templo» de Matías de Arteaga, pintor y grabador barroco, adscrito a la escuela sevillana.