El portavoz municipal de Izquierda Unida, José Manuel García, ha exigido este martes al Gobierno de Zoido que cumpla su compromiso y busque ya una solución urgente para Reyes Marvizón, una inquilina de renta antigua en situación de exclusión social sobre la que pende una orden de desahucio desde que un juez declaró en ruinas el inmueble de Escuelas Pías en el que habita.

García ha visitado esta mañana el referido edificio y se ha interesado por la problemática de esta mujer de 54 años, que cuenta sólo con unos ingresos de 400 euros al mes, trabajando como limpiadora, y que tiene reconocida además una discapacidad del 44%. Una vez allí ha constatado las «pésimas condiciones» en que Reyes Marvizón se ve obligada a vivir, ya que, según ha explicado el concejal de IU, «hablamos de un piso que se encuentra en muy mal estado, plagado de grietas y humedades».

«Nos parece increíble que en esta ciudad haya más de 500 viviendas municipales vacías y que el Ayuntamiento siga sin adjudicar a esta persona un piso de emergencia social», ha indicado García, tras asegurar que Marvizón lleva más de un año reclamando un realojo digno a los servicios sociales del Consistorio y a Emvisesa, sin que hasta la fecha haya obtenido ninguna respuesta a sus solicitudes.

Es más, García recuerda que, ante las críticas de IU, la propia delegada de Familia y Asuntos Sociales, Mª Dolores de Pablo-Blanco, reconoció en julio de 2013 que Reyes Marvizón figuraba entre los primeros puestos del baremo de viviendas municipales para personas en riesgo de exclusión social y dijo, además, que el Ayuntamiento iba a intentar realojarla lo antes posible. Sin embargo, «nueve meses después de aquel compromiso, no ha movido un dedo por solucionar este problema», ha enfatizado.

Para García, este caso vuelve a poner de relieve lo poco que le importa al Gobierno local del PP la grave situación de emergencia habitacional que actualmente existe en la capital hispalense. «Es como si la cosa no fuera ni con el alcalde ni con sus concejales», ha lamentado para, a continuación, recalcar que «no estamos ante un hecho aislado» y que en Sevilla hay centenares de familias con una necesidad urgente de vivienda a las que el Ayuntamiento ignora por completo. Por eso, ha pedido a Zoido que «baje de una vez a la realidad, tome conciencia de este drama y adopte medidas para paliarlo».

«No vamos a parar de exigir al Ayuntamiento que proporcione un piso digno a Reyes Marvizón y a todas esas personas que, como ella, se encuentran en riesgo de exclusión o en una situación de especial vulnerabilidad», ha advertido García, quien considera que, en materia de vivienda, el Gobierno local «actúa siempre tarde y únicamente en respuesta a la presión social que lo obliga a reaccionar».

Finalmente, García ha recordado que la declaración en ruinas de Escuelas Pías 11-13 estriba en la negativa del dueño del edificio a ejecutar las obras de conservación y las medidas de seguridad requeridas por Urbanismo, «algo de lo que no tiene culpa Reyes Marvizón», ha apostillado. «Ella es la víctima de las malas prácticas de la propiedad», ha agregado el edil de IU, quien está convencido de que este problema se hubiera resuelto perfectamente en el mandato anterior a través de OTAINSA, la oficina de atención al inquilino en situación de abuso creada por IU y que el PP eliminó nada más ganar las elecciones en Sevilla.