El candidato de IU a la Alcaldía de Sevilla, Daniel González Rojas, ha saludado este jueves la aprobación del convenio que Ayuntamiento y Junta de Andalucía van a firmar próximamente para ampliar las vías ciclistas de la capital hispalense, si bien ha criticado la «tardanza» y las «trabas de todo tipo» puestas desde un principio por el Gobierno Zoido (PP) a esta iniciativa, algo que ha motivado que las actuaciones previstas no puedan empezar a desarrollarse ya en este mandato.

González Rojas ha celebrado que el alcalde deje atrás, al fin, sus prejuicios con la bici y aproveche, «aunque sólo sea parcialmente y a destiempo», la magnífica oportunidad que la Consejería de Fomento y Vivienda, dirigida hasta hace poco por IU, venía ofreciéndole para extender y mejorar la red de carriles bici de la ciudad y, de paso, consolidar aún más a Sevilla como un referente internacional de la movilidad sostenible.

Para el candidato de IU, por tanto, «estamos ante una buena noticia» que, no obstante, «llega con bastante retraso» porque ya hace dos años que el Gobierno de Zoido podía haberse sumado al Plan Andaluz de la Bicicleta (PAB) y «hasta ahora no lo ha hecho por meros intereses partidistas». De hecho, Sevilla va a ser «de las últimas ciudades que se incorporen a este programa», al que ya se han adherido otras localidades importantes como Córdoba, Cádiz, Almería, Huelva, Málaga, Algeciras o Jerez de la Frontera.

Del mismo modo, González Rojas ha censurado la «escasa ambición» mostrada por el Ayuntamiento hispalense, al «no haber sabido o querido» explotar al máximo las potencialidades económicas y turísticas, así como las ventajosas condiciones contempladas en este plan. No en vano, la propuesta inicial diseñada por IU, cuando estaba al frente de Fomento y Vivienda, recogía muchos más kilómetros de carril bici de los finalmente aprobados, además de numerosos trazados que han sido descartados por el Gobierno de Zoido.

Nulo interés por la movilidad sostenible

El alcaldable de IU ha conectado esta circunstancia con la indiferencia y el nulo interés por la movilidad sostenible de la que Zoido ha venido haciendo gala durante todo el mandato. Es más, para IU, el bloqueo que el PP ha mantenido a este convenio, y que sólo ha levantado en vísperas de las elecciones municipales, es un ejemplo más de cómo ha estado desmantelando en estos cuatro años las políticas de fomento de la bicicleta impulsadas por el Gobierno local anterior y que, por otro lado, «tan buenos  resultados depararon a la ciudad en términos de movilidad, salud, calidad de vida y habitabilidad».

Especialmente grave resulta, a juicio de la federación de izquierdas, el «clamoroso abandono» en que se encuentra la red de carriles bici de la capital hispalense, algo de lo que alertaba recientemente el Consejo Económico y Social de Sevilla (CESS) a través de un dictamen muy crítico, donde reprochaba a Zoido que no haya realizado la más mínima reforma o mantenimiento de esta infraestructura.

Por último, González Rojas ha asegurado que si IU vuelve al Gobierno local, «recuperaremos la apuesta por un modelo de ciudad habitable y sostenible y retomaremos las políticas que en su día convirtieron a Sevilla en un referente internacional en la lucha contra la contaminación atmosférica y el respeto al medio ambiente».