Hace exactamente 54 años, Robert Doisneau contrató a unos estudiantes de arte dramático llamados Françoise Bornet y Jacques Carteaud para realizar una serie de fotos en las calles de París. Después de varias instántaneas -que nunca vieron la luz-, el fotógrafo pidió a los modelos -que también eran pareja- que se dieran un beso. Ni cortos ni perezosos, los modelos se besaron apasionadamente sin ser conscientes de que su pose pasaría a la historia y de paso, poblaría los muros de miles de casas y las carpetas de otros tantos adolescentes en todo el mundo.

Desde entonces, la obra de Doisneau se ha convertido en un símbolo del amor romántico y en un icono de la ciudad de París. Esa identificación de lo francés con el retrato de Doisneau es lo que llevó a las propietarias de una pastelería a colocar una gran reproducción de la obra en la cristalera de su local de Plaza Nueva, en los bajos del Hotel Inglaterra.

Pero además, la elección de esa fotografía no es casual. «Mi abuelo es la persona que aparece en la foto, a la izquierda de la pareja», comenta Lucía Caballero, una de las propietarias de la pastelería. «Mi abuela Colette, parisina para más señas, contaba que fue ella quien algunos años después reconoció al abuelo al ver la foto publicada en un diario. Al parecer, mi abuelo sólo pasaba por allí, por lo que no fue consciente en el mismo momento que había aparecido en la foto».

Casualidades de la vida, el 14 de febrero, además de ser San Valentín, es también el aniversario de la tienda que abrió sus puertas hace ahora 2 años. Con motivo del aniversario, organizan un concurso para recrear en la Plaza Nueva la famosa obra de Doisneau. Al concurso están invitadas parejas de todas las edades para que hagan su versión del famoso beso de Françoise Bornet y Jacques Carteaud. Un jurado elegirá al ganador entre aquellos que mejor sepan reproducir la escena de «El beso del Hôtel de Ville», ya sea por su fidelidad a la imagen o por la espontaneidad de las parejas participantes. El premio consiste en una noche en el Hotel Inglaterra para dos personas y un desayuno en la propia tienda. El único requisito para concursar es que los participantes sean mayores de edad y que acudan a las inmediaciones de la pastelería a las 18:00 horas del 14 de febrero.