Los peluqueros de la provincia de Sevilla han decidido aplazar a la próxima semana los cortes de pelo de carácter colectivo en la Plaza Nueva, previstos inicialmente para el 11 de noviembre, para protestar por los efectos que está sufriendo el sector por la subida del Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA). Fuentes de la asociación provincial de peluquerías han explicado que este aplazamiento viene motivado por la falta de una autorización y para evitar coincidir con la marcha en bicicleta prevista por CC.OO. y UGT como antesala de la huelga general.

Las fuentes han indicado que esta movilización se aplazará a la semana próxima y en ella se llevarán a cabo cortes de pelo colectivos «a cambio de que cada cliente aporte un kilo de comida para entregarlo a una ONG». Fuentes de la asociación provincial de peluquerías han explicado que la asamblea de peluqueros han acordado que los miembros de la junta directiva se concentraría el próximo 11 de noviembre en la Plaza Nueva, donde, a modo de acto simbólico, van a cortar el pelo en señal de protesta por la subida del IVA y para pedir la regulación del sector.

Esa protesta se aplaza al siguiente fin de semana. Este corte de pelo colectivo se suma a otros actos reivindicativos que los peluqueros sevillanos han llevado a cabo, como la colocación de una pancarta reivindicativa en el Puente de Triana o cuando a finales de agosto se encadenaron en la Puerta de Jerez en contra de la subida del IVA. El sector, que precisa que en Sevilla hay 3.500 peluquerías, ha precisado que el beneficio de una peluquería es del 10-15 por ciento anual «pero al subir el IVA en 13 puntos se pierde totalmente el beneficio de una peluquería, lo cual supondrá el cierre o la caída del 50 por ciento de salones y empleados».