Sevilla es su ciudad desde el año 1999. En Italia, su país natal está su padre y su hermano; en el Arenal está su familia. Ahora, sus amigos rinden un homenaje a Giovanni Lanzafame, capellán de la Santa Caridad, de la Carretería y del Baratillo. Desde este jueves es vecino de honor del barrio.

La junta de la Asociación de Vecinos y Comerciantes Torre del Oro, Centro Histórico y Monumental y Barrio del Arenal ha votado a favor de conceder a Giovanni Lanzafame el título de vecino de honor. El presidente de este colectivo, Antonio Fernández, ha destacado el «vínculo que ha unido a este sacerdote con el barrio». El homenaje se ha llevado a cabo en el mesón el Serranito de la calle Antonia Díaz.

Reside en la calle Francos pero hace su día a día por las calles del Arenal. Es hermano de la Santa Caridad y capellán de esta hermandad. Aunque su presentación en la zona fue gracias a la Hermanda de las Aguas, de la que fue capellán hasta el año 2005.

«En Sevilla me encuentro identificado y arropado por los vecinos, que ya son mis amigos», explica en un castellano con cierto viraje italiano Lanzafame. «Mi familia es el barrio del Arenal y la capilla de la Santa Caridad», detalla el capellán, que cumple 35 años desde que se ordenó sacerdote.

Su llegada al barrio ha ido acompañada de un belén napolitano propiedad de su familia. «El nacimiento data de 1754 y era propiedad de mi abuela doña Conzetta Serratore La Grua», explica Lanzafame. «He preferido exponerlo a la vista de todos en la Santa Caridad porque allí es un buen reclamo para que la gente se acerque a la iglesia», detalla el sacerdote. «Además, también ha expuesto una miniatura de la Sagrada Familia del siglo XVIII, que perteneció a San Francisco Caraccholo», explica.