Olek, la neoyorquina que cubrió de croché la estatua del Cid Campeador, se viste de Dolorosa en el Garlochí, un reconocido bar sevillano. La instantánea, subida a las redes sociales, muestra a Ágata Oleksiak ataviada con una corona, mantoncillo y rostrillo (de choché) improvisado. La artista se suma así a la nómina de personalidades relevantes que han posado usando la iconografía religiosa y entre las que destaca la polémica desatada por la actriz sevillana Paz Vega.

La artista Olek vestida de DolorosaLa artista de origen polaco pero residente en Nueva York aguanta en su mano derecha una banda con los colores de la bandera española y mantiene la izquierda asentada sobre su vientre. Con la mirada perdida y una lágrima brotando de su ojo derecho, el uso de diferentes elementos iconográficos de la Semana Santa saltan a simple vista. Corona, manto, rostrillo, tocado…

En el caso de la actriz sevillana Paz Vega se remonta al año 2011, cuando la protagonistas de cintas como «Carmen» 0 «Lucía y el sexo» posó semidesnuda junto a la Virgen de la Encarnación para aparecer en el calendario erótico de la empresa de galletas Lambertz para el año 2012.

Vega es la estrella de la 24ª edición de los calendarios de la empresa alemana, que ese año se centró en la figura de Carmen de Merimée. La sesión fotográfica se realizó en la ermita del pueblo sevillano de Gerena.

Ya en latinoamérica, la revista Playboy México logró vender 80.000 ejemplares de su magazine en cuya portada aparecía la modelo María Florencia Onori vestida de Virgen María bajo el título «Te adoramos, María». La polémica se desató en 2008 con este trabajo del fotógrafo David Eisenberg.

Olek protagoniza la muestra «Santa Ágatha, la torera» en la sevillana galería Delimbo, situada en la calle Pérez Galdós. Agatha Oleksiak ha cubierto medio mundo con su característico crochet. Actividad que la ha colocado como uno de los referentes de la escena mundial, claro ejemplo es pertenecer al selecto grupo de artistas con los que cuenta la galería neoyorquina Jonathan LeVine.