Una marea roja ha inundado este sábado las calles de Sevilla para darse cita en la segunda edición de Photoquivir, el mayo encuentro de fotógrafos de Europa. Casi 2.000 flashes han iluminado la ciudad en este encuentro organizado por Martín Iglesias y Fotografiando la noche, y que cuenta con la participación del Ayuntamiento de Sevilla. Ataviados con sus chalecos de fotógrafos cedidos por Canon, participantes de diversos puntos de España y algunos procedentes del extranjero han inmortalizado con sus cámaras diversos enclaves de la ciudad.

Después de una jornada de ponencias protagonizadas por expertos en fotografía en Fibes -Jesús Botaro, hermanos Ramos, Ángel Martínez y Gus Geijo-, los primeros destellos comenzaban pasadas las 20.30 horas en la Plaza de América en el Parque de María Luisa. Fotógrafos profesionales y aficionados tomaron imágenes de un desfile de moda flamenca organizado por el Grupo Puech que acaparó todas las miradas. Las altas temperaturas no debilitaron los ánimos y a golpe de destello retrataron esta pasarela al aire libre.

Sevilla, en el objetivo de 2.000 fotógrafos

El segundo emplazamiento que pusieron delante del objetivo se circunscribió al entorno de la Catedral, donde de nuevo se afanaban por tomar imágenes de un desfile de moda y del espectáculo ecuestre. Las Setas de la Encarnación fue el siguiente escenario, donde también se lució una exposición de coches clásicos. Por último, también en Metropol Parasol, los organizadores programaron una pasarela de moda a cargo de los fotógrafos Selu Ovieda y Antonio Alés. El broche final lo puso el grupo Sevilla Dance Center y un gran sorteo de premios.

Y es que los amantes de la fotografía no dudaron en echarse a la calle. «Si hay una ciudad en la que hay luz y patrimonio que fotografiar, esa es Sevilla», explicaba el delegado de Participación Ciudadana y Coordinación de Distritos, Beltrán Pérez, en la presentación de la segunda edición de Photoquivir esta semana. Un evento que, según declaraba, «sitúa a Sevilla en el mapa de eventos singulares de Europa».

Las cifras

Este segundo certamen ha duplicado en cifras al primero que se celebró el pasado año y cuya imagen del Puente de Triana con mil fotógrafos dio la vuelta al mundo. En esta ocasión, casi 2.000 participantes no han querido perder detalle de este encuentro, entre fotógrafos profesionales, aficionados, modelos y diseñadores. Un acontecimiento gratuito que contó con diversas ponencias -previa inscripción- y cuyas actividades en la calle estaban abiertas para todo el mundo.

Sevilla, en el objetivo de 2.000 fotógrafos

En la primera edición de Photoquivir, el evento consiguió ser trending topic a nivel nacional. Carlos Romero, director comercial de Martín Iglesias y organizador de Photoquivir, así como Joaquín Márquez y su equipo de colaboradores, se han llevado todo un año organizando esta segunda edición. «Nos planteamos crecer, pero poco a poco. Organizar Photoquivir supone un gran esfuerzo, es tiempo que le quitamos a nuestras aficiones y todo sin ánimo de lucro», explica Márquez.

Este acontecimiento internacional también ha repercutido en la economía local, ya que muchos de los hoteles de Sevilla han podido colgar el cartel de completo gracias al gran número de participantes que pernoctaron en la ciudad. Según apuntaba el delegado de Participación Ciudadana, Beltrán Pérez, «Photoquivir tiene unas dimensiones que hoy desconocemos. Sevilla será la referencia en el ámbito de la fotografía a nivel europeo».