Un total de 375 costaleros han recibido asistencia fisioterapéutica durante la Semana Santa en el centro de atención que el Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía y el Ayuntamiento de Sevilla han puesto en marcha, por décimo cuarto año consecutivo, en el Centro Cívico Las Sirenas.

Según el balance de actividad, cada costalero ha recibido una media de cuatro asistencias fisioterapéuticas, entre las que destacan la aplicación de masajes, vendajes neuromusculares, crioterapia (aplicación de frío), electroterapia analgésica, ultrasonidos, infrarrojos y estiramientos.

La mayor parte de las atenciones estuvieron encaminadas al restablecimiento muscular y a la recuperación de las dolencias más comunes que se provocan bajo los pasos, como contracturas y sobrecargas.

Además, al centro no ha llegado lesiones de consideración, centrándose la mayor parte de las atenciones en el restablecimiento muscular y a la recuperación de las dolencias comunes que se provocan bajo los pasos, como contracturas y sobrecargas.

A pesar de los condicionantes logísticos de este tipo de servicios, la principal novedad de esta edición ha estado centrada en la protección de la intimidad y la privacidad de los tratamientos que reciben los costaleros.

El Centro de Atención al Costalero es una iniciativa pionera del Colegio de Fisioterapeutas de Andalucía que se inició en la Semana Santa sevillana y se ha consolidado con éxito en ciudades como Córdoba, Jerez, Jaén, Granada, Cádiz y Linares, entre otras. Fuera de Andalucía, esta idea ha sido igualmente adoptada por diferentes localidades de la Comunidad de Madrid, Galicia, Castilla y León o la Comunidad Murciana dada la gran demanda generada en la sociedad.

15 años de atenciones

El Centro de Atención al Costalero, formado por 17 fisioterapeutas y un coordinador, vuelve por decimoquinto año consecutivo a prestar sus servicios de fisioterapia para aquellos costaleros que tras realizar su estación de penitencia en la Semana Santa sevillana sufren como consecuencia las lesiones propias del esfuerzo al que se encuentran sometidos durante su recorrido procesional.

El coordinador general del Centro de Atención al Costalero, Isaac del Real, ha explicado que el objetivo de este centro es la «prevención y curación de las lesiones que los costaleros sufren durante la Semana Santa». Además, ha añadido que tras 15 años de consejos y asistencia continuada han observado que los costaleros «cada año se cuidan más y tienen una técnica más depurada».

«Lo que queremos es que el costalero salga en las mejores condiciones posibles a realizar su estación de penitencia. Les comentamos las posiciones que tienen que adoptar bajo el paso e intentamos que corrijan los vicios que adoptan bajo éste; afortunadamente, el costalero año tras año se cuida más», ha comentado el coordinador de este centro.