La Comisión Ejecutiva de la Gerencia de Urbanismo de Sevilla ha acatado dos nuevas Sentencias del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 5, que obliga a este Organismo al pago de 989.000 € correspondientes a certificaciones y revisiones de precios e intereses de demora de contratos de obras, realizadas en los años 2005 y 2006.

Los contratos afectados por estos retrasos en los pagos y que han generado estas deudas se refieren exactamente a los proyectos de Rehabilitación de Zonas Degradadas “MUR-DM-16” (Pino Montano Sector A), y, de Ejecución de los Carriles Bici, itinerarios V y VI.

De forma paralela, la Gerencia ha decidido recurrir otra Sentencia emitida en idéntico sentido a las anteriores, por la cual, se reclama un pago de 436.000 € en concepto de revisión de precios del contrato de obras del Proyecto de Rehabilitación de Zonas Degradadas “MUR-DE-06-09-19” (Bda. Juan XXIII), también ejecutado en el año 2005.

En los últimos tres ejercicios presupuestarios, la Gerencia de Urbanismo está haciendo frente al abono de elevadísimas cuantías, como consecuencia de no haber sido realizados en su momento, provenientes, por lo general, de certificaciones de obras ordinarias o finales, revisiones de precios, intereses de demora e, intereses de estos intereses.

Todas las actuaciones de las que han derivado estos impagos se acometieron en la anterior década, entre los años 2004 y 2010. Principalmente las deudas devienen de los proyectos de ejecución de los carriles bici, de reforma y acondicionamiento de la Alameda de Hércules, de remodelación de las Plazas del Pan, la Alfalfa y la Pescadería y, los realizados en el marco del programa Plan de Barrios.

De este modo, entre los años 2012 y 2014 este Organismo ha abonado deudas por valor de casi cinco millones de euros (4.940.363 €), correspondientes a importes principales e intereses de demora de débitos de anteriores corporaciones.

Además de estas cantidades, la Gerencia de Urbanismo pagó en 2012 deuda por importe de 22.514.395,94 € a través del mecanismo del Plan de Proveedores. Aparte de estos cuantiosos abonos, en febrero de 2012 la Gerencia atendió el pago de la certificación final del Proyecto de construcción del complejo Metropol Parasol, que ascendió a 11.619.047,68 €.

En la actualidad, descontando las obligaciones que se encuentran en tramitación, las deudas pendientes de imputar al presupuesto de la Gerencia de Urbanismo ascienden a 4.818.227,85 €, de las que 1.273.669,46 pertenece a interés de certificaciones antiguas. Por otra parte, se encuentra pendiente de solicitar a la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir un fraccionamiento en el pago de una deuda de alrededor de once millones de euros, proveniente del convenio suscrito en noviembre de 2003 para la ejecución del Plan de Restauración Hidrológico-Forestal y de Protección de Cauces.

Para el delegado de Urbanismo, Medio Ambiente, Parques y Jardines, Maximiliano Vílchez, «el pago de todas estas cantidades en el actual escenario de crisis económica, en el que nos encontramos, con pocos ingresos, y muchas deudas, evidencia el gran esfuerzo y sacrificio que está haciendo la Gerencia de Urbanismo en su actividad».

Además, Vílchez ha destacado que «tenemos como prioridad saldar las deudas pendientes; las que el mal gobierno del PSOE/IU no pagó, y ahora toca hacerlo hasta con intereses» y ha añadido que «hoy podríamos estar realizando muchas más obras en calles plazas o polígonos, si no tuviéramos que destinar tanto dinero a pagar deudas».