El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, visitó ayer, Día mundial del Síndrome de Down y de la Poesía, el Alcázar de Sevilla junto a un grupo de jóvenes de la Asociación de Síndrome de Down Sevilla y provincia (Asedown), donde ha expresado que todos son «únicos y especiales porque pueden conseguir cualquier cosa que se propongan».

El alcalde asistió junto a un grupo de 20 jóvenes de la citada asociación a los Reales Alcázares, a una visita guiada precisamente por un joven con Síndrome de Down que trabaja como guarda de seguridad en el recinto.

Zoido quiso resaltar que ambos días, el de Síndrome de Down y el de la poesía, tuvieran lugar el mismo día, afirmando que no le parecía «una casualidad», pues estos jóvenes tienen «un don especial para las artes».

«Los envidio, lo confieso, me da auténtica envidia, ¿se imaginan lo que debe ser no perder nunca la inocencia de un niño?», admitió el alcalde, pues aseguraba que «son iguales, pero únicos».

Asimismo ha querido acentuar la superación de estos jóvenes y de sus familias ante los «momentos complicados». «Vosotros nos demostráis que ante las adversidades no hay más remedio que crecerse», les manifestó el alcalde.

«Es algo que no intento perder de vista porque a mí la vida tampoco me lo ha puesto fácil y por eso, como hijo y como padre, les admiro», reconoció indicando que, como alcalde, les agradece que compartan con toda la ciudad «su forma de ver la vida». «El Síndrome de Down no se padece, se tiene, no se llora, se ríe, porque como dijo el poeta sevillano Gustavo Adolfo Bécquer, poesía eres tú», concluyó.

Tras el discurso, algunos jóvenes de la asociación leyeron poemas y agradecieron al alcalde que los «hubiera acompañado», terminando el acto con el lema «Todo es posible».