Entre cajas de medicamentos y otros productos para la salud hay escondido un portal de belén que es la envidia de todos los comercios de Rochelambert, pues ha resultado el primer clasificado dentro del concurso organizado por la asociación de vecinos Al-Quivir.

La farmacia de José Molina, situada en la calle Puerto de Piedrafita, luce ya orgullosa la placa que lo sitúa en el podio de honor de los belenes más bonitos dentro de la categoría de comercios, en un concurso que este año ha celebrado su undécima edición.

El jurado, conformado por vecinos del barrio, se han decantado por un belén muy tradicional y que también goza de popularidad entre los residentes de la zona, pues «esta farmacia lleva afincada en Rochelambert más de 34 años, y desde hace 15 años venimos participando en el concurso de belenes», declara el propietario, José Molina.

La responsable de que este premio haya sido posible es Patrocinio Ramirez Román, quien lleva alrededor de 13 años trabajando en la farmacia y que que se encarga del montaje y la decoración navideña: «Lo primero que hago es plantear cómo voy a estructurarlo, dónde puedo colocar las distintas figuras para que queden mejor y dónde pongo las luces. Una vez que lo tengo claro, procedo al montaje, que me suele llevar dos o tres días», declara Patrocinio.

Se trata de un belén que cada año va creciendo, ya que «para cada Navidad estrenamos piezas nuevas. Este año hemos ampliado con castillos y algunas casas y seguiremos comprando detalles para mejorarlo el año próximo». Y es que la autora del montaje asegura que «yo todo el año estoy pensando en el belén, de hecho, algunas de las piezas nuevas las compré en agosto, en la playa. Otras, las he fabricado yo misma, usando madera, cartón y corcho como elementos base».

Patrocinio afirma que este primer premio le hace «mucha ilusión, pues soy una gran defensora de las tradiciones y me gustaría que la de poner el belén en estas fechas no se perdiera nunca». De hecho, recuerda que «yo empecé a montar belenes con las figuritas plateadas que regalaba el periódico ABC y, desde entonces, no he parado, por lo que este premio para mi es un gran reconocimiento».

En total, fueron seis los comercios presentados al concurso, así como 12 particulares. Tanto en una como en otra categoría se establecen tres clasificados. Para el próximo año, la asociación de vecinos Al-Quivir está pensando incluir una nueva para que participen los niños. El concurso se ha celebrado con la colaboración del Distrito Cerro-Amate.