Rosa María de Trías Vargas ha resultado ser la ganadora del primer certamen de Pintura «Pintando bajo la ópera», que se ha celebrado en el Parque Amate y en el que han participado un total de 49 artistas.

El jurado, compuesto por el teniente alcalde delegado del Distrito Cerro-Amate José Miguel Luque, el director de Proyectos del ICAS José Lucas Chaves y el gerente de Turismo de Sevilla Antonio Castaño lo ha tenido muy difícil para decantarse por una de las obras, siendo finalmente la decisión reconocer el trabajo de Trías Vargas, quien pondrá la imagen al cartel anunciador del segundo certamen «Pintando bajo la ópera» 2014.

En el podio también se han situado Estela Navarro Olivera, que ha obtenido el segundo premio; y Álvaro Castaño García, que se ha hecho con el tercer premio. No obstante, dado la calidad de los trabajos realizados, el jurado ha decidido realizar cuatro premios de reconocimiento: José Pedro Sisamón Galván, Mario Ramírez Quevedo, Gaspar Lora Barbado y Evaristo Hurtado Peña, quienes han recibido un lienzo tamaño 100×70 centímetros, así como una placa que tendrán que recoger en las dependencias del Distrito Cerro-Amate, cuyos premios han sido entregados por Mercedes Maraver también miembro del jurado y monitora del Taller de Pintura al Oleo del Distrito Cerro-Amate.

En cuanto a los tres primeros premiados han sido obsequiados con dos entradas para el Teatro Maestranza para la ópera «Rigoletto»  que se estrenará el próximo 23 de junio, así como una placa conmemorativa de «Sevilla Ciudad de Ópera».

El éxito de participación ha sido la nota dominante en el concurso, que se ha celebado por primera vez en el Parque Amate. La jornada arrancó alrededor de las 9:30 horas, cuando la comisión organizadora empezó a repartir los lienzos a los participantes. A las 10:00 horas comenzó a sonar de fondo la ópera «Carmen» de Bizet y los artistas comenzaron a trabajar en sus obras. La combinación entre música y pintura dio un toque bohemio al concurso.

A las 13:00 horas se avisó por megafonía que el concurso había finalizado y se solicitó a todos los participantes que colocaran los lienzos delante del escenario del estanque del Parque Amate, de tal forma que todos los presentes pudieron disfrutar de una bellísima exposición de cuadros mientras el jurado deliberaba.