La sede de la asociación de vecinos de Su Eminencia se ha convertido esta semana en una muestra de todos los trabajos realizados por las alumnas y alumnos de los talleres de dicha organización. El curso ha sido largo y la elaboración de cada artículo complicada, pero la gran acogida de la exposición por parte de los vecinos ha animado a monitores y alumnos para seguir aprendiendo el próximo año.

Hasta las dos salas que albergan hasta hoy la exposición se han acercado durante estos días un gran número de vecinos. Quien tampoco se la ha querido perder ha sido el delegado del distrito Cerro-Amate, José Miguel Luque, que visitó ayer por la tarde la asociación. Las profesoras recibieron encantadas esta visita y explicaron a Luque el proceso de trabajo de cada objeto.

Mantones, trajes de flamenca, pinturas, mantelerías bordadas… no les ha faltado por hacer casi de nada. Comenta la monitora de punto, Rosario García Muñoz, que «el resultado es muy bonito, pero lo más importante es el momento de convivencia que tenemos dos tardes en semana con la vecinas de barrio, nos tomamos el café, charlamos de nuestras cosas y además ellas aprenden a elaborar nuevas cosas».

Las alumnas vuelven cada año en septiembre al taller para seguir formándose, algunas de ellas reconocen no haber cogido nunca una aguja o un pincel para pintar, pero todas están muy satisfechas con el fruto cosechado aunque les lleve mucho tiempo elaborarlo, incluso una de ellas añade «llevo haciendo un mantel tres años y por fin lo he acabado este curso, ha merecido la pena».

Con esta exposición dan por finalizada la temporada hasta el año que viene, además, tienen como aliciente para el siguiente curso el estreno de un nuevo local en la calle Azorín. Una ilusión más para estos vecinos del barrio de Su Eminencia.