El pasado sábado se celebró en el Parque Amate el Día del Libro, a través de una fiesta infantil inspirada en piratas y tesoros que descubrir contando con un público itinerante de doscientas personas.

Los piratas Morgalas y Morgales hicieron participar a los más de sesenta niños que se convirtieron en improvisados brunetes superando las siete pruebas que los piratas les iban poniendo para poder descifrar el mapa del tesoro del pirata Caralibro.

Una vez superadas las pruebas, y encontrado el tesoro, los más pequeños pudieron llevarse a casa los tesoros conseguidos que como no podía ser de otra forma, eran libros.

Así mismo y ya dirigido a los adultos, en el kiosko bar del Parque Amate se estableció un punto de lectura con más de cien libros que fueron repartidos entre los asistentes.