Entidades del Cerro del Águila y de Su Eminencia, además de vecinos a título particular, se han unido en una causa común: organizar un homenaje a uno de los artistas más innovadores de los últimos años: Salvador Távora.

El próximo 28 de febrero, coincidiendo con la celebración del Día de Andalucía, la Plaza Miguel Hernández del Parque Estoril se convertirá en museo al aire libre en donde se exhibirán fotografías y cartelerías de la vida y obra de Távora, vecino del barrio del Cerro del Águila.

El acto comenzará alrededor de las doce de la mañana, con la actuación de la banda de cornetas y tambores Santísimo Cristo de las Tres Caídas de Triana, que anunciará la llegada del artista homenajeado. A continuación, Esteban Tabares, secretario general de la ONG Sevilla Acoge, será el encargado de leer una semblanza del protagonista así como de su compañía de teatro, La Cuadra.

La programación del acto incluye la representación de una escena de la ópera «Carmen» de Bizet que adaptó Távora para su espectáculo, en concreto, una escena a caballo en la que participa la Alta Escuela Ecuestre. El espectáculo continuará con la actuación de la bailaora flamenco Rocío Suárez, también vecina del Cerro, y con el cantaor Rafael Vargas.

A la conclusión de las actuaciones, los vecinos le harán entrega a Salvador Távora de un reconocimiento en recuerdo del homenaje ofrecido por su barrio. Su hija, Pilar Távora, estará grabando el evento, ya que ha declarado que su intención es que estas imágenes formen parte de un futuro documental sobre la vida de su padre. En este homenaje colabora también el Ayuntamiento, a través del distrito Cerro-Amate y del Instituto de la Cultura y las Artes de Sevilla, ICAS.

Las personas que conforman la comisión organizadora aseguran que «gracias a Salvador, muchas entidades y vecinos del distrito van a reunirse, algo que no sucede todos los días» y destacan que «en este homenaje no hay nombres propios ni particularidades. No hay ninguna entidad vecinal, cultural o social que sobresalga sobre las demás, pues queremos que sea un tributo que rinde todo un barrio a un artista que ha hecho grande el nombre del Cerro del Águila y de Sevilla». Por ello, afirman, en la cartelería que han repartido por el distrito, «no aparecen sellos de ninguna clase».