Durante todo el fin de semana el campo de fútbol del Centro Deportivo La Doctora, en la barriada Padre Pío, ha permanecido cerrado a causa de daños provocados por el temporal de viento que azotó con fuerza a Sevilla el pasado sábado 19 de enero. En concreto, el fenómeno conocido como «ciclogénesis» ha provocado desperfectos en las redes de protección que están ubicadas detrás de las porterías, que han sido arrancadas por la fuerza del viento, así como daños en los asientos o los banquillos.

Como medida de protección a los ciudadanos ante la fuerza de las rachas de viento, el Ayuntamiento de Sevilla, a través del Instituto Municipal de Deportes, optó por suspender la programación de partidos previstos durante el sábado y el domingo, y cerró las instalaciones.

Numerosas incidencias

El temporal causó numerosas incidencias en la ciudad y, en concreto, en el distrito Cerro-Amate una mujer de 62 años resultó herida leve tras caerle una rama de un árbol en el barrio de Su Eminencia, causándole heridas en la nariz.

La retirada de ramas o de árboles del acerado fue una de las actuaciones más comunes que tuvo que solventar el Centro de Coordinación Operativa (Cecop) del Ayuntamiento, formado por Bomberos, Policía Local, Protección Civil, Lipasam y Parques y Jardines, quien atendió unas 300 incidencias durante todo el fin de semana.

Entre éstas, además de las relacionadas con los árboles, el cecop actuó ante problemas ocasionados en el tráfico, vallas publicitarias caídas,  desprendimientos de cornisas o tejados, carteles y cables descolgados, así como ante fallos ocasionados en el alumbrado público. El alcalde de la ciudad, Juan Ignacio Zoido, destacó la labor de los diferentes cuerpos que componen el dispositivo, tras una visita realizada a la sala de coordinación del Cecop, y declaró que «trabaja para atender las numerosas incidencias producidas por el viento y la lluvia lo antes posible». Por ello, dio la «enhorabuena» a todos servicios municipales implicados en el dispositivo, a los que agradeció «su gran trabajo para paliar las consecuencias del temporal».

Como medida de protección, los parques públicos de la ciudad permanecieron también cerrados, «como siempre ocurre cuando hay alerta naranja por viento», subrayó el alcalde. En este punto, Zoido manifestó que tanto Policía Local como Protección Civil han estado atentos para que ningún ciudadano contraviniera esta recomendación.