El Ayuntamiento de Sevilla, a través del distrito Cerro-Amate, ha solicitado a la Junta de Andalucía que escuche y atienda la demanda de los padres del colegio SAFA Blanca Paloma para que el alumnado con necesidades educativas especiales, incluyéndose escolares de compensatoria y con necesidad de becas comedor, no se queden sin este servicio.

En el curso académico 2011-2012, desde la Delegación Provincial de Educación de la Junta de Andalucía fueron concedidas 97 becas de comedor escolar para alumnado con necesidades educativas especiales, incluyéndose escolares de compensatoria, al ser los alumnos más necesitados del colegio.

En este sentido, el delegado del distrito Cerro–Amate, José Miguel Luque, ha explicado que «para el presente curso se habían solicitado 111 becas, 13 más de las concedidas el pasado curso. Sin embargo desde la Junta de Andalucía se le ha comunicado al centro que será imposible que sean concedidas como en años anteriores, adjudicándose sólo 17 becas, dejando a la gran mayoría de estos alumnos, durante el presente curso sin esta necesaria ayuda».

Luque ha subrayado además que «durante el mes de octubre, el centro ha servido menús a todos estos niños con cargo al presupuesto anual del colegio algo que es imposible sobrellevar en meses sucesivos. No podemos olvidar que para muchos de estos niños esta comida, supone un parte muy importante para su correcta alimentación».

Asimismo, el delegado del distrito Cerro-Amate ha asegurado que «según la dirección del colegio, existen bonificaciones de comedores escolares a través de la Junta de Andalucía, donde cualquier alumno independientemente de las características educativas que presenten pueden solicitar una ayuda cuyo criterios de asignación son meramente económicos y justificables con la declaración de la renta pero quedan limitadas sólo a centros públicos y no tiene en cuenta las características particulares de los alumnos referidos».

Esta propuesta, presentada por el grupo popular en la Junta Municipal de Distrito celebrada el pasado 6 de noviembre, se aprobó por unanimidad.